Anuncios

ECO Medios AM 1220

ECO Medios AM 1220, Escuchar ECO Medios AM 1220 en vivo internet on line


Añadir a su sitio.

¿Puede decir sinceramente que no me empujó? No he dicho que– Basta. No es necesario repetirlo todo. ¿Qué hay de la puerta a la escalera? ¿Dos metros? ¿Qué más puede haberle pasado? El pasillo de casa está Radio Estoy hablando. No hables, contesta. ¡Silencio! Señor Juez– Has venido a contestar. Esto no puede ser. Contesta. Tengo una pregunta. Quiero preguntarle– Pregunta. Si no fueras culpable, ¿habrías ido al hospital Radio Radio para saber cómo estaba? Fui por educación. ¿La golpeaste por educación? ¿Alguien presenció la pelea? Las vecinas. Las llamaré a declarar. Están arreglados, igual que la profesora. Señor Juez, no para de insultarme. ¿Acaso miento? A ver, ¿miento? Yo decidiré quién miente. Cállese. Su exmujer ha pagado la fianza. ¿Qué le parece? Ya está bien. ¿Quién puede responder por usted? ¿Cómo? Un funcionario, el propietario de un negocio. No, nadie. ¿Para qué? Porque es la acusada. ¿La acusada de qué? Según la denuncia que ha presentado Radio No puede. Reconoció haber atado a su padre y haberlo encerrado. Le expliqué por qué. ¡Su hijo ha muerto! No grite. ¿No te da vergüenza? ¿Eres un hombre? He dicho que se calle. ¿Por qué no nos escucha a nosotros para variar? Lo tergiversa todo. Golpeó a mi esposa y tuvo un aborto por su culpa. Está muy claro, ¿por qué no es justo con nosotros? Escúchenos. Puedo encerrarlo durante tres días por alterar el orden. No tengo nada, la cárcel no me asusta. Mejor tema a Dios. Llame a un agente que lo detenga. Señor, se lo ruego por el Corán. Que me arresten. Calla y sal. ¿Callarme por qué? ¿Para que pisoteen mis derechos? Salga. De acuerdo, me voy. Haga el favor de salir. Déjeme tomar el casco. Salga. Trabajé diez años con un zapatero. Me despidió y dijo que recurriera a la justicia. Le denuncié y pasó un año. Un año. Y total, ¿para qué? Para no conseguir nada. Pero esta vez no me rendiré. Esta vez es diferente, esta vez ganaré. No tengo nada más que perder. Pero, claro, no sé hablar como este hombre Radio Radio tengo mal genio. Basta. Hojat. No me siento bien. Ve a sentarte ahí. Vamos. ¿Qué quiere? Se ha tranquilizado. Debo llevarlo. Voy a hablar con el juez. Me da igual. ¡No te muevas! Señor Juez, por favor Radio Señora. ¡Déjeme hablar, por favor! Señor Juez, está muy nervioso– He tenido mucha paciencia hasta ahora. Lleva todo el mes entrando y saliendo de la cárcel. Debe dinero, lo han denunciado, he conseguido sacarle. Le ruego que lo perdone por esta vez. Señor, mire. Mire esto. Mire estas pastillas. Señor Juez, ¿me permite interceder en su favor? Debe tomárselas cada día. Le juro que no miento. Por favor. Señor Juez, lo despidieron y tuvo una depresión. No consigue recuperarse. Señor, tiene más edad que él, perdónelo. Que busque a alguien que responda por usted. Gracias. Dios lo bendiga. No salga del edificio. No, esperaré a que vuelva. ¿Se lo preguntarás? Creerá que lo hago porque ha pagado la fianza. ¿Qué importa? Papá. Por favor. De acuerdo. Prométemelo. ¿También lo promete? Papá. Dime. ¿No sabías que Razieh estaba embarazada? No. ¿Por qué? Por nada. ¿Por qué lo preguntas? Mamá dice que lo sabías. ¿Estaba ella para saber lo que yo sabía? Dice que cuando dijeron que el bebé de Razieh había muerto Radio Radio no reaccionaste. No preguntaste nada. No estabas sorprendido. Lo normal habría sido preguntar si estaba embarazada. Parecías saberlo. Tu madre quiere ponerte en contra mía. ¿Se lo preguntarás? No puedo hacerlo. Lo prometiste. Lo siento. ¿En qué escalón estaba? Este. ¿Este? Sí. Llévate al abuelo, ahora voy. ¿Estás enojada conmigo? No. ¿Has subido? He hablado con la señora Kalani. ¿Para qué? Vendrán a investigar, debe tener cuidado. ¿De qué? Pues eso Radio Porque vendrán a investigar. ¿No te parece bien? Si dice la verdad, ¿qué importa? Termeh. Sí. Ven conmigo. Tengo deberes. Pueden esperar. Imagina que soy ella. ¿Correcto? Imagina que la empujas Radio Radio caería hacia atrás. No se daría contra esta pared Radio Radio no rebotaría, ni daría la vuelta y caería aquí. ¿Verdad? Si la hubiese empujado desde ahí Radio Radio hubiera caído en estos escalones Radio Radio o directamente contra la baranda. Es imposible que cayese aquí. Imagina que te empujan. ¿Y cómo acabó allí? No lo sé. Solo digo que yo no fui. A ver, ven, ponte aquí. ¿Por qué no se lo dices? Olvídalo. Quiero que lo sepas tú. Vamos. ¿La empujó en esa dirección? No, hacia abajo. Pero fíjese. Con la puerta es imposible empujarla hacia abajo. ¿Dónde cayó? ¿En los escalones? ¿Cuáles? Creo que este. ¿Lo cree o está segura? No estoy segura. Señora, ¿la encontró aquí? No la vi caer. Cuando bajé, estaba en el escalón. Di algo, demuestra cómo te empujó. Me sentía muy mal, no recuerdo cómo fue. Ocuparé su lugar. Usted póngase aquí, en la puerta, y empújeme. Empújeme con fuerza. Intento demostrar que– Claro, usted no caerá. Pero una embarazada– Póngase usted. Escoja a la persona que va a empujarlo. Verá que no es posible. Desde la puerta, es imposible caer en las escaleras. ¿Qué escaleras? Dice que cayó en este escalón. Los testigos aseguran haberla visto en aquel. Señora, ¿vio cómo la empujaba? Desde arriba es imposible ver la puerta. Pero sé en qué escalón estaba. ¿Puede enseñarme dónde estaba? Quizás se mareó y se cayó. ¿Te costaba subir? ¿Por qué se marearía? Disculpen. La mañana que la encontré subiendo Radio Radio le pregunté por qué estaba sucia la escalera. Contestó que se había mareado y se le había caído la bolsa. ¿No es así? La niña bajó la basura. Pero me dijo que se había mareado. Señora Kalani, ¿no fregó las escaleras aquel día? Quizás resbaló por la humedad. ¡Imbécil, resbaló por tu culpa! Un poco de respeto. No te falto al respeto. Más te vale, maldito. Ya basta. Compórtese, sácalo de aquí. Son sus vecinas, no van a testificar en su contra. Si no puede demostrar que mienten, cállese. ¿O sea que les cree? Así es. ¡Idiota de mí por perder el tiempo! No hay justicia. Disculpe, ¿puede darle la mochila? Aquí está. ¿No quieres tu cuaderno? Cariño, no te preocupes si tus padres y yo nos peleamos. Deja que lo guarde en la mochila. Mi mamá no tomó tu dinero. Lo sé. No discutimos por eso. Entonces, ¿por qué? Me enojé porque dejó a mi papá solo. Salió para ir al médico. Ve. Sé buena. El tribunal me pide que lo examine y dé mi opinión. Bueno, como puede comprobar, ha dejado de hablar. Tiene alzheimer, ¿verdad? Sí, pero antes de los hechos, hablaba un poco. Esto es una consulta, dígaselo al tribunal. ¿Tiene hematomas? Sí, algunos, en el brazo. ¿Qué ocurre? Se hizo los hematomas al caerse de la cama. No corras. Abre. Se pelean. Esto es una escuela de chicas. Solo es una pregunta. Váyase. No puede quedarse aquí. Vamos, váyase de una vez. Vaya a quejarse a la policía. Solo quiero hablar con ella. No tengo nada que decirle, no la conozco ni a usted tampoco. ¿Y por qué mintió? ¿Qué dijo? Ella lo sabe. Llame a la policía. No intente asustarme con la policía. Déjela en paz, no tiene nada que ver en esto. Intentó hacer hablar a mi hija. ¿Qué está diciendo? Es profesora, ¿no le da vergüenza? Le preguntó si yo le pegaba a su madre antes de que perdiera al niño. Eso no es verdad. Ve un dibujo Radio Radio de una niña de años y deduce que le pego a su madre. No dije nada de eso. ¿Por qué creen que les pegamos a nuestras mujeres e hijos? Juro por el Corán que somos seres humanos. No me toque. No tengo nada que perder. Dígale a su marido que no me obligue a hacer una locura. Estaré esperando afuera. No tengo trabajo. Esperaré todo el día si hace falta hasta que le diga al juez que mintió. Me enteraré de lo que hay entre el marido y usted. Me he cansado, ya he aguantado bastante. ¿Por qué le defiende? No lo defiendo. Solo digo la verdad. ¿La verdad? Sí. Ponga la mano en el Corán y júrelo. ¿Jurar qué? ¿Qué tiene que ver esta señora? No me da miedo, ¿qué quiere? Dijo que su marido no sabía que estaba embarazada. Así es. Júrelo. Juro por el Corán que aquel día Radio Radio su marido estaba en la cocina y no oyó lo que dijimos. ¿Satisfecho? ¿Desea algo más? Este hombre está loco. Llame a su marido, no salga sola ahora. Prefiero que no lo sepa. ¿Qué haces aquí mirando? ¿Hola? Hola, señora Qahraei. Le dejé un mensaje, ¿no lo ha oído? ¿Puede contestar? Verá, al parecer dio el teléfono de un ginecólogo Radio Radio a la mujer que contraté para cuidar a mi padre. Me gustaría que me diese el teléfono para llamarla. Quiero saber si fue al médico esa semana. Y si fue, con qué motivo. Le agradecería que me llamase, gracias. ¿Qué quieres hacer? ¿Con qué? ¿Quieres seguir con esto y con las peleas? ¿Qué pasa? Se ha presentado en el colegio. Ha sido bochornoso. ¿Qué dijo? “¡Su padre mató a mi hijo!” Gritaba como un loco. ¿Cómo va a volver a esa escuela? ¿Te das cuenta de lo que haces? ¿De lo que hago yo? Me ha amenazado. No se atreverá. Termeh, ve a tu cuarto. ¿Y si mata a tu hija camino al colegio? ¿Qué sugieres? ¿Huir al extranjero? A la el extranjero, hablemos como personas. Se trata de Termeh. Está en esta situación por tu culpa. ¿Por mi culpa? ¿Cómo te atreves a acusarme? ¿Quién se fue de casa? ¿Quién pidió el divorcio? Dijiste que me fuera. ¿Y para qué has vuelto? No he vuelto, he venido por ella. Está perfectamente. Tienes dos posibilidades. No me vengas con eso.


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.