Radio:Radio Metro FM 95.1

Radio Metro FM 95.1, Escuchar Radio Metro FM 95.1 en vivo internet on line

Native Flashradio V3

y regresaré al pueblo. Venga. ¡Venga! Queremos estar seguros de que ve a su amigo. ¿Y bien, que pasa? Mi Comandante, He cogido un americano en el café White Swan. Dice que esperaba al Dr. Ditten. ¿Un americano? Su nombre es Preysing. ¿Le conoce? No. Sabía que mentía. Fisgoneando alrededor, como todos radio No, no radio Excúseme, señor. Debe haber algún error. Yo era el que tenia la cita con el Sr. Preysing. Yo le hablé sobre su madre. Yo le mencioné su nombre. Hable cuando se le indique. No conozco su hombre. Que se vaya. Espere. Doctor, ¿debemos retenerlo para interrogarlo? Si, supongo que sí. Hablaré con él personalmente. Aquí está el certificado de defunción. ¡Enfermera! Haga que este hombre saque el cuerpo de aquí. Así que me estaba mintiendo. Ni siquiera le conoce. Queda bajo arresto. Espere. Yo me haré cargo. ¿Por qué les dijo a estos hombres que tenía una cita conmigo? ¿Por qué no les dijo la verdad? Ellos sólo cumplían con su deber al interrogarle. ¿Por qué no les dijo radio que vino a por su madre? Si, debí hacerlo. Ahora la están sacando. Deténganse. Bajen eso. ¿Qué van Uds. a hacer con esto? Vamos a enterrarla. Háganlo aquí. Tenemos un lugar detrás del bosque. Pero tenemos permiso para enterrarla fuera. ¿Oh, lo tienen? Sí, señor. Aquí. Dice que radio Yo puedo leer. Quiere darse prisa, por favor. ¿Ella está muerta, no es así? ¿Qué prisa hay? ¿Y ese es el ataúd? Si. Debo ver el cuerpo. Vamos. Ábranlo. ¿Es esta Emmy Ritter? Si. Espere un momento. ¿Por qué no está sellado? El dijo que lo haría el mismo. Bien, hágalo. Clávelo. Nosotros lo haremos antes de sepultarla. No le hablo a Ud. Vamos, clávelo. Bien, salgan ya de aquí. Ahora, vamos a destaparla. ¿Para qué? Tengo que sacarla. Se asfixiará. Pobre Sr. Mark, ha tenido tantos problemas. Trate de no pensar en ello. Fritz, en nombre del cielo, para el coche. ¡Ella está viva! Mr. Mark, son locuras. ¡Fritz, para el coche! No, Sr. Mark. ¿Estás loco? Voy atrás con ella. Tan pronto entre, arranca el coche. ¡Sr. Mark! ¡Sr. Mark! La carretera está bloqueada. ¡Sr. Mark!. Sr. Mark, la carretera está bloqueada. Ya no importa, Fritz. Está muerta. ¿Está muerta? ¿Pero que pasa con Ud. Sr. Mark? Claro que está muerta. Por favor, salga de ahí, Sr. Mark. Estaba viva, Fritz. Oh, por favor, Sr. Mark. Debe tratar de apartar su mente de lo que pasó. Vamos. Le ayudaré a cubrirla de nuevo. No, no. Déjame solo. Por favor, Sr. Mark, Deje de actuar como un niño. Su madre estaba muerta, está muerta. No hay nada que pueda hacer. ¡Madre! ¡Oh, madame! ¡Oh, madame! No te quedes ahí parado. Pon el coche en movimiento. Tenemos que llevarla a una casa. A la de tu hermana. ¡Vamos, vamos! No podemos ir. El alud bloqueó la carretera. Entonces, vamos por el otro lado. Pero este es el único camino a radio ¡Estas mintiendo! Tienes miedo. No te necesito. La sacaré yo solo. ¡Ahora vete! Por favor, no me hable de esa forma. Seguro que tengo miedo. ¿Por qué no voy a tener miedo? Pero ella está viva y dondequiera que la lleve, allí iré yo también. Así que por favor no me pida que me vaya, Sr. Mark. Morirá si no la llevamos a un lugar caliente. Yo tengo una manta. Fritz, ¿dónde estamos? En el parque, cerca de Felzenkirche. Felzenkirche. Ya sé. ¿Dónde? La casa del Comisario. Pero como radio No hagas preguntas. Tendrá que dejarnos entrar. Es una casa verde, justo debajo del paso. ¡Venga, vamos! Casa verde justo debajo del paso radio Kurt. ¿Por qué te has molestado? No te vayas de esta forma, por favor. Son casi las seis. Mi grupo de esquí me espera en la posada. Kurt, no te enfades. Si pudiera decirte de que se trata, lo haría. Pero yo radio No creo poder expresarlo en palabras. Querida, el tonto doctor que me enviaste me advirtió contra dos cosas. Una fue grandes ejercicios, como esquiar. Las discusiones fuertes, la otra. En este momento prefiero esquiar. Ese doctor es un tonto, y eso también eres tú, querida. Pero como es usual, te perdono. Nos veremos esta noche. Vengo buscando ayuda. ¿Quién es? Mi madre. Déjeme entrar. No tengo donde llevarla. Oh, no. Aquí no. Pero Ud. debe radio Si no, morirá. No, por favor. Aquí no. ¿Dónde entonces? Déjeme ver. Arriba. Silencio, por favor. El cuarto al final del pasillo. Ellos dos, nunca olvidarán. ¿Qué ha pasado? Pensaron que Madame Ritter había muerto anoche. Nosotros descubrimos que realmente no lo estaba. Así que la sacamos. Si. Así fue como pasó. No puedo creerle. Sabe que ella no puede quedarse en mi casa. Deben llevársela antes de esta noche. Tan pronto podamos, Condesa. El Sr. Mark está muy cansado. Y ella tan enferma. Deben sacarla de la casa o tendré que avisar a la policía. Bien, haré lo que pueda. Hola. ¿Te he despertado? No. Cuando yo salía, un vehículo entró en la calzada. Un especie de vehículo de entregas. ¿Y bien? Si, lo escuché, debió de volver. ¿No se detuvo? No. Entonces todo está bien. Estaba un tanto intrigado. Me pareció muy extraño ese vehículo a esa hora. ¿Seguro que todo está bien? Si, por supuesto. ¿Qué estás haciendo ahora? Iba a preparar café. Bien. Descansa un poco. Te veré esta noche. Bien. Adiós, querida. Adiós. El camión fue visto al venir hacia aquí. ¿Por quién? Me acaban de telefonear. No pueden quedarse un instante más. Es imposible. Madre. Estás a salvo, madre. No hay nada de qué preocuparse. Todo está bien. Vas a casa. Mark radio Si, madre. ¿Tú también estás preso? No, madre, no. No hay nadie en prisión. Nunca pensé que volvería a verte. Ahora, solo acuéstate. Mantendremos las puertas cerradas. ¿Dijiste nosotros? Debemos dejarla descansar durante unas horas. Dijiste nosotros. Si. Y ahora debes descansar tú. Oh, Estoy bien. No puedes hacerlo todo tú solo. ¿Quién es el hombre que te está ayudando? Fritz. El arregló el funeral, el supuesto funeral. Me doy cuenta. También conoce a un hombre que hace pasaportes falsos. Bien. Tenemos que sacar las chicas de la casa. Déjame pensar. Las chicas van a esquiar temprano. Y tú, por favor, acuéstate y trata de dormir un poco. Todavía no puedo creerlo, madame. Estaban esos extraños ruidos. Primero creí que era la plata. Julie, lees demasiadas novelas de misterio. Pero había algo, madame. Alguien caminando radio



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.