Radio:Radio Estilo FM Fray

Radio Estilo FM Fray, Escuchar Radio Estilo FM Fray en vivo internet on line

¿ Qué habría pensado el Ministro? Le ha felicitado. Estará orgulloso. Ya me habrá olvidado. Pero se lo agradezco, no hizo ningún gesto al mirarme. “Cuestión de meses radio ” Cree que la guerra va a durar. El estómago no le admite nada. No es sólo el estómago. Quiero ver por mí mismo qué aspecto tengo. En pocos días se sentirá mejor. ESPEJO El médico no quiere. Si fuera tan horrible, yo no podría mirarle. Puedo verle el alma a través de los ojos. ¿En qué estado estará ése? No pienso levantarme. Pronto le veré. No pude venir antes. Todo lo que encontré. Estaba en la mesa. Querido Adrien, es una locura vernos otra vez. No se enfade. Comprenderá por qué. Jamás olvidaré aquel día, su mirada, su sonrisa y sus manos. Le deseo mucha suerte. Clémence. Te he traído algunos periódicos. ¿Lees? No, eso te cansa. ¿ Quieres que la busque? Encontré trabajo en Berthelot & Roy. Diseño cañones. Así me siento útil. He vuelto a pintar. Es ridículo cuando todos pelean, pero así me evado. Al pintar no pienso en nada más. DIBÚJAME No puedo. ¿ Qué hace ahí? No se quede aquí. ¡Vamos! ¿Por qué no hemos muerto? Acababa de sobrevolar el frente de vuelta a casa. Empezaron a dispararme. Dos malditos alemanes. Los vi. El avión se incendió, y me estrellé contra un árbol. Y no recuerdo nada más. Su tío está abajo. Vamos, quiere tranquilizar a su madre. ¿ Qué le digo? No podrá esconderse siempre. SALDREMOS DE ÉSTA “Esta mañana nevó. Nos asomamos todos como críos. Dos enfermeras se tiraban bolas. No tardamos en ir con ellas. Vino el tío de Nogent. Y no le dejaron entrar. Me trajo jamón, salchichón y tabaco. Lo repartí con mis compañeros. Pierre, un aviador; Henri, un bretón y Louis, un recién llegado”. Le he traído cigarrillos. ¿Huelen bien? “Celebramos la Navidad. Habría preferido estar con vosotros. Pero las enfermeras, sobre todo Anais, nos hacen olvidar la guerra y el pabellón. A veces, incluso olvido que estoy herido”. ¿ Qué tal va ese injerto? Tenga cuidado. Tendrá la nariz de Apolo. Quiero una nariz judía. Vale, nariz judía. Que me reconozca mi madre. Le reconocerá, se lo prometo. Abra la boca. Hable. ¿ Cómo se llama? Henri radio ¿ Oye cómo habla? Vd. También lo hará. Le operaré mañana. Tenemos un bebé que murió anoche. Están preparándomelo. Mañana despertará con una boca nueva. Es una técnica nueva. La medicina avanza a pasos agigantados. ¿Puedo hablar? No puedo. Nunca lo conseguiré. No sirve de nada radio Me duele. ¿Estás bien? Tengo un cadáver en la boca. ¿ Te duele? Ojalá fuera de día. Tengo miedo. Voy a rezar por ti. Todo irá bien. Es ridículo, no creo en Dios. Debo tranquilizarme yo solo. No había visto a nadie tan tranquilo. ¿ Qué hace? Es por ése. No me gusta su cara. Tengo pesadillas. ¿ Cómo se encuentra hoy? Subirán otras dos. El jefe de médicos está hecho una furia. Empezaban a tontear ahí abajo. Cécile, Adrien lleva aquí seis meses, y es como si fuera mi hijo. ¿ Tontea mientras su marido está en el frente? Clémence ni siquiera esperó. Siga, ahora vengo. Volveré a verla. Ya soy viejo y un monstruo. Quiero verla marchitarse, afearse y arrugarse. Qué guapa es. Quiero acariciarla. Disculpe, ¿le he hecho daño? ¿Por qué me duele tanto hoy? Si pienso en el dolor, estoy perdido. ¿Mejor así? Qué piel tan suave radio Dígame si le hago daño. ¡Eso no se hace! ¿Dónde le han metido? ¡lmbéciles! Dentro de una semana es mía. El encanto vale más que la belleza. ¿ Qué te apuestas? francos a que la consigo. Esa chica es un volcán. ¡No iré! ¡No puedo! Iré más adelante, con otra cara. Me prometió que no se notaría. Su mujer le espera. No quiero ir. No sé radio ¿Han venido los niños? Sí. ¿ Qué tal estoy? Bien. ¿ Tiene los caramelos? Vendrá conmigo, ¿no? Le acompañaré. ¡Charles! Ya vale. Ahora eres mayor. Tu padre va a venir. Siéntate, por favor. ¡Charles, soy yo! ¡No es mi papá! ¡No es mi papá! Me quedé dormido. Es culpa mía. Júrame que nunca te suicidarás. ¡Júramelo! Vuelva la cabeza. Abra la boca. ¿Por qué no prende? No lo entiendo radio ¿Le duele aquí? ¿ Y aquí? Empezaremos de nuevo. Prepáremelo para mañana. Hay que tener fe, Teniente. Para que prenda debe tener fe. En mí, sólo prende la piel femenina. Probaremos otra cosa. Vd. No tiene fe, pero yo sí. Nunca me doy por vencido. ¡Despierte! ¡Adrien, despierte! Adrien, ¿me oye? Adrien, ¿me oye? Soy yo, Alain. Tienes que despertarte. ¿Adrien? No radio ¿Hablas? Sí, has hablado. No, no hablo. ¡Adrien, estás hablando! ¿ Sí? Hablo radio Hablo radio Es extraordinario. Extraordinario radio Gracias. Gracias. El día. La vida. La vista. La Virgen. No, esculpo una Virgen, no una “irgen”. “Culpo” una “irgen”. ¿Por qué “culpes”? Es mi oración. Oración. Oración. Paciencia. “Faciencia”. Paciencia, sí, paciencia. Ciencia. Ciencia. Ciencia. Arriba hay una mujer. Y no es una enfermera. ¿ Una mujer? ¿ Una mujer como nosotros? No lo sé. La he visto pasar y tiene pelo largo. Ve a ver. Paciencia radio ¿Perdón? Paciencia. ¿Paciencia? Paciencia. Danza. Zorra. ¡Una mujer! ¿te lo imaginas? No están todos en el frente. Están. Están. No. Desde aquí casi parecemos normales. Allí está. ¿Por qué una mujer? Creo que es la única. Y por eso la esconden. Henri radio tienes que ir a verla. De ti se asustará menos. Le presentaré a mis amigos. Les encantará conocerla. Adrien Fournier. Pierre Weil. Henri de Penanstère. Nos atacó el mismo perro. Creía que no mordía a las mujeres. Estoy sorda como una tapia. Puedo leerle los labios, si habla despacio. A Vd. No podré entenderle. ¿Hablo demasiado alto? Temo gritar. Es que me zumban los oídos. ¿Lleva mucho aquí? ¿Desde cuándo? ¿ Cuántos meses lleva aquí? ¿ Seis? He perdido la cuenta. No veo a nadie. ¿ Y ustedes? Adrien, meses. Pierre, trece y yo, quince. ¿Estuvo en el frente? ¿En el frente? En Noirceur-sur-la-Lys. Ya no existe. Estábamos operando en una tienda y cayó un obús. Murieron todos menos yo. No sé por qué. Tiene una bella sonrisa. Y unos ojos preciosos. Y un cabello muy bonito. Dice que tiene una bella sonrisa. Y unos ojos preciosos. Y unos ojos preciosos. Gracias. Decían que era guapa, aunque no era verdad. Vds. También debieron de ser apuestos. Aún sueño por las noches. ¿ Ustedes también?



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.