Radio:Radio Cerrito 106.3 Fm

Radio Cerrito 106.3 Fm, Escuchar Radio Cerrito 106.3 Fm en vivo internet on line

Native Flashradio V3

para que la gente entienda” “que Robert Zemeckis puede hacer una película sin Steven Spielberg”. Y después de toda la frustración de no haber podido hacer Volver al Futuro, Bob finalmente dijo: “Aceptaré el próximo guión decente que me envíen”. Después de que yo le produjese sus dos primeras películas, Zemeckis siguió sin mí y tuvo un gran éxito con Tras la esmeralda perdida. Aléjate de mí, cretino. Yo soy el cretino, ¿no? Al menos soy honesto. Me estoy robando la piedra. No trato de seducirla para saquírsela. De la nada, recibí una llamada radio Alan Silvestri Compositor del editor musical, Tom Carlin, con quien había trabajado en C.H.I.P.S. Estaba haciendo una película llamada Tras la esmeralda perdida con un tipo llamado Robert Zemeckis. Nos presentó por teléfono. Bob describió una escena, un tipo y una chica corriendo por la selva. Lluvia, machetes, federales. “¿Puedes preparar tres minutos de eso” “y traerlos mañana a las : a.m.?” Armé un pequeño demo rápidamente, lo llevé, y obtuve el trabajo. Fue un gran éxito. Todos querían su siguiente película. La película que él quería hacer era Volver al Futuro. Y decidió que, en lugar de hacerlo con sus nuevos amigos oportunistas, que querían hacer negocios con él porque había hecho un éxito, debía volver con quien había creído en él en un principio. Y ese era Steven. Regresaron y trajeron el guión de Volver al Futuro. Y dijeron: “Queremos que participes en esto”. “Creemos que es algo que de verdad queremos hacer”. Lo leí y me encantó. No podía creer lo bien logrado y divertido que era. Y era diferente de cualquier cosa que hubiera visto en el cine. La historia era disparatada, asombrosa, original, y todo eso. Así que se la llevé a Sid Sheinberg, a quien también le gustó, y nos dio el financiamiento para empezar a hacerla. Así que montamos todo en Universal. Y he aquí, que el tipo que estaba a cargo del estudio en Universal era Frank Price, quien originalmente nos había llevado a escribirla. Guy McElwaine, quien había trabajado para mí, ahora dirigía Columbia. Le mencioné que un proyecto que él tenía con Peter Falk se parecía mucho a Pacto de sangre. Y ya estaba comprometido para hacerla. Guy hizo que sus abogados vieran el tema, que leyeran el guión y lo compararan. Me llamó en forma urgente y me dijo: “Dios mío, tienes razón, es Pacto de sangre”, “y ya estoy comprometido”. Resultó ser que Universal tenía los derechos de Pacto de Sangre. Frank Price Exdirector, Estudios Universal Le llevé dos proyectos, que le dije que tenía en desarrollo, que no los tenía completos, pero que quería trabajar en ellos. Uno era otro proyecto, y el otro era Volver al Futuro. Conocía a Guy. Hubiera sospechado si hubiese sido solamente Volver al Futuro. Estuvo de acuerdo. Le di los derechos para Pacto de Sangre y él me dio las dos licencias, una de las cuales no quería, pero obtuve la que quería. Estuve en una película a inicios de la década de llamada Scared Straight! Another Story, de CBS. ¿Qué? ¿Eso es divertido? ¿Ver a James destrozándose la mano? Oye, está loco. Y el director del elenco estaba tan impresionado con mi trabajo que cuando buscó el elenco para Volver al Futuro me citó para una reunión con Bob Zemeckis. Estaba haciendo una película en México y mi agente, Bob Durst, me envió el guión de Volver al Futuro. No me entusiasmó mucho. Al mismo tiempo, había recibido una oferta para volver y hacer teatro. Eso me entusiasmaba. No me estaba yendo muy bien, y pensé que debía volver a mis raíces. Siempre pensé que quería ir a Hollywood. Pero dije que no iría a menos que me llamaran. Y, en , cuando estaba haciendo la obra Glengarry Glen Ross, de David Mamet, recibí un guión de Robert Zemeckis. Y era Volver al Futuro. Dije: “Bueno, tal vez sea mi oportunidad” “de ir a Hollywood a ver qué pasa”. Tienes un problema de actitud, McFly. Eres un holgazán. Eres un holgazán, McFly. Siempre me dije que no dejaría piedra sin voltear, así que leí nuevamente el guión, regresé, conocí a Bob Zemeckis, y eso fue todo. Siempre tuve dificultades para conseguir comerciales. Porque siempre me decían que distraía a la gente del producto. Me llamaron ese día para un comercial. Estaba más emocionada por el comercial, porque no era habitual. Por alguna razón, entendía a los personajes. Nunca se sabe. A veces los personajes llegan a uno con mucha claridad. Es terrible. Las chicas de hoy radio fuman hierba, beben alcohol. Es terrible. Mira hacia arriba. No bajes la cabeza. ¿No bajo la cabeza? Mira directamente sobre la lente, aquí, así no miras hacia abajo. Ya veo. Porque el cabello hace sombra en tu cara. Me reuní con Bob, y me hizo muchas preguntas. No tuve una audición ni leí. Solo me hizo unas preguntas y de repente, ya era Goldie Wilson. Algún día voy a ser alguien. Es cierto. Será el alcalde. Sí, voy a radio ¡Alcalde! Si tuviera un centavo por cada vez que me pidieron que dijera: “¡Alcalde!”. Sí. ¿Sabes? Me hizo casi famoso. Las películas son mágicas. Puede tenerse un guión genial, pero si se eligen un par de actores mal o incluso una persona, todo el proyecto se viene abajo. Y casi ocurre eso. Yo estaba trabajando en una película llamada The Wild Life, y ellos buscaban a Eric Stoltz, que hacía de mi novio. Tú eres el que necesitaba libertad. No sabía que eso era una excusa para empezar a salir con toda la raza masculina. Tomé una decisión basada en el deseo de hacer la película. Los directores del estudio me dieron un ultimátum, si no empezaba la película en un día determinado, no la iban a hacer. Mi primera elección para el papel no estaba disponible porque estaba en un programa de TV. Eric es un buen actor y tomé la decisión de ponerlo en la película pero resultó que sus instintos y el tipo de comedia que hacíamos no cuajaban en realidad. A medida que avanzábamos se hizo evidente que la comedia no estaba saliendo como debía. Es complicado cambiar un actor en este punto. Era una película genial, debía serlo, y no estaba saliendo así. Cuando interrumpimos para comer, era como la : a.m., todos los ejecutivos estaban allí. Bob Zemeckis hizo un anuncio. Fue muy triste. Había actuado en esto durante seis semanas y de pronto radio



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.