Radio:Radio Premium 101.7 FM Villa Carlos Paz

Radio Premium 101.7 FM Villa Carlos Paz, Escuchar Radio Premium 101.7 FM Villa Carlos Paz en vivo internet on line

a la policía de que retrocediera y nos dejara llegar al Parlamento en paz. Eso es. La respuesta fue insultarnos. Le hablo a la policía. Ustedes prometieron servir a la nación ucraniana, ¡no a Yanukóvich y su mafia! ¡Liberen el paso para los ciudadanos que marchamos en paz! Mientras esperábamos a la derecha, intentábamos negociar pacíficamente con las Tropas Internas. Pero sobre la izquierda comenzaron los disturbios. Vitali Klichkó y otros dirigentes opositores trataron de calmar a la gente, pero los manifestantes no les hicieron caso. Ya no tenían autoridad ni influencia. La gente estaba decepcionada por su incapacidad para asumir una verdadera responsabilidad. Y allí, en la calle Hrushevskogo, se acabó la paciencia de todos. ¿En qué país del mundo se puede vivir con esas leyes? Es más fácil ir directo a la cárcel. ¿Se imaginan? La gente estaba tan furiosa y desesperanzada que un banquero y uno de los abogados más influyentes de Leópolis vinieron a arrojarle piedras a la policía. Estratégicamente, nuestra posición en la calle Hrushevskogo era desfavorable. Las Tropas Internas tenían toda la ventaja. Empezaron a dispararnos balas de goma. También lanzaron granadas de estruendo con tuercas y tornillos para causar el mayor daño posible. El pueblo ucraniano decidirá quién manda. Nosotros elegimos a este presidente y podemos derrocarlo. La gente no tenía miedo aquí. Daba más miedo mirar todo por televisión que venir y participar en los hechos. Desde aquí, arrojábamos bombas molotov y piedras. Tomas combustible, aceite y nitrato de potasio, lo mezclas y sacudes bien. Luego, con un trapo, haces la mecha, la enciendes y la arrojas. ¡Afuera, convicto! Sobre todo, aquí quemábamos neumáticos para que el fuego impidiera que los Berkut nos atacaran. Tras varios días de resistencia, la gente ya estaba agotada. ¡Gloria a Ucrania! ¡Gloria a los héroes! Y al amanecer, cuando todos estaban muy cansados, los Berkut se dieron cuenta. “Es el momento de atacar. Desalojemos este lugar”. DÍA DE ENERO DE Los nuestros estaban desorganizados y confundidos. Civiles y manifestantes mezclados con la policía, mezclados con los soldados, una mezcla caótica. Cuando atacaron, la policía fue primero, y detrás vinieron los Berkut, seguidos de los titushki. Son matones a sueldo que no tienen dignidad ni conciencia. Se vendieron por dinero. A muchos los soltaron de la cárcel, eran delincuentes contratados para hacer ese trabajo. Nosotros luchamos por una idea. ¿Ustedes están aquí, en el frío, por una idea? Queremos mantener el orden en Ucrania. Los titushki no tienen principios. Por menos de diez dólares, no solo enarbolan cualquier bandera, sino que también son capaces de matar. Los titushki solo aman el dinero. Traicionaron a Ucrania. Los titushki estaban detrás de mí, esperando el momento justo, y me derribaron de un golpe. Después vinieron corriendo unos Berkut y me capturaron. ¡Tráiganlo! ¡Tráiganlo, carajo! Trataron de deshonrarlo, pero al final fueron ellos los deshonrados. Él se quedó con la cabeza en alto. Se comportó con dignidad. Eso causó un estallido de emoción en la multitud. La gente estaba parada a menos de cinco metros de un Berkut, y él disparaba sin cesar. Pero la gente agarró unos palos y empezó a golpearlo. Las tropas disparaban a los carteles de la Cruz Roja. ¡No disparen! ¿Dónde está el herido? ¡Fuera! ¡Soy médico! ¡Soy médico! ¡No quiero lastimar a nadie! Le mostré el símbolo de la Cruz Roja, pero me disparó en la pierna. Ese día aparecieron las primeras víctimas con heridas en los ojos. Cuando trajimos al tercer hombre que no tenía ojos, yo salí y sufrí un ataque de pánico. PRIMEROS AUXILIOS El primer puesto de atención médica improvisado estaba cerca de un restaurante de sushi. La gente traía botellas de agua potable, limones, vinagre juegos Todo lo que ayudara contra el gas lacrimógeno. Por la mañana, cuando atacaron los Berkut, destruyeron por completo ese puesto de atención médica. ¡Canallas! ¡No toquen los medicamentos! Lanzaron granadas de estruendo adentro y gas lacrimógeno. Debimos salir corriendo. Se quedaron todos los medicamentos. Ni siquiera nos imaginamos que podía pasar algo así. Entre las balas de goma distribuidas a los Berkut, parece que alguien introdujo balas reales a propósito. La verdad, tuve miedo cuando empezaron a disparar con balas reales. Uno oía pasar las balas por al lado de la cabeza y veía caer a los muertos. Quiero preguntarles quién los parió. ¿Una madre? ¿O un lobo? ¿Cómo pudo pasar esto? ¿Contra su propio pueblo? Uno de los momentos más horribles que vi fue en la calle Hrushevskogo, cuando los Berkut le dispararon a Serguéi Nigoyán. ¿Cómo pudieron matar a una persona tan buena? Era muy joven. Tenía toda la vida por delante. Todos los que lo conocían siempre decían lo mismo de él: Era una persona muy pura, hermosa y franca. PADRE DE NIGOYÁN Aún no podemos creer que lo perdimos. Lo esperamos juegos Yo estoy aquí y sigo pensando que él está ahí, en la calle Hrushevskogo. No lo puedo creer. El gobierno apostaba a que Maidán cayera bajo su propio peso, pero después de lo que pasó en Hrushevskogo, de las muertes de Zhisnevski y Nigoyán, el pueblo decidió quedarse hasta el final. Para nosotros, fue un punto sin retorno. Yo entendí que a este gobierno se le acabó el tiempo. ¡Gloria a Ucrania! ¡Gloria a los héroes! ¡Gloria a la nación! ¡Muerte al enemigo! El Automaidán está atrapado. La noticia de hoy son los ataques a activistas. ATAQUES AL AUTOMAIDÁN Esta noche, mientras patrullaban las calles de Kiev y los hospitales donde llevaron a los activistas heridos, sus autos fueron atacados, y muchos de ellos fueron arrestados y secuestrados por los Berkut. DÍA DE ENERO DE Nuestros amigos habían desaparecido, así que salimos a buscarlos, pero en el camino juegos ACTIVISTA AUTOMAIDÁN Fue una trampa muy bien planeada. ACTIVISTA AUTOMAIDÁN Participaron los Berkut y la policía de tránsito. Así nos capturaron. ¿Qué hace? ¡Es mi mujer! ¡Estamos volviendo a casa! ¿Qué demonios hace? Primero, golpearon y destruyeron nuestro auto. Después, nos arrastraron a la calle y nos golpearon. Y después nos subieron a un autobús



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.