Radio:Sierras Chicas 94.5 Córdoba

Sierras Chicas 94.5 Córdoba, Escuchar Sierras Chicas 94.5 Córdoba en vivo internet on line

a vivir en esta casa y entre las dos trataremos de que nos os falte nada de lo necesario. Al principio puede que resulte un poco difícil, pero estoy segura de que si todas nos esforzamos acabaremos por llevarnos bien. ¿Verdad, Maite? El reloj da la hora. Bueno, y por último quiero deciros otra cosa. He encontrado la casa hecha un desastre. Así que a partir de ahora se acabó el desorden. Para que las cosas funcionen cómo es debido es necesario el esfuerzo de las tres. Quiero dejar la casa terminada antes de que acaben las vacaciones. ¿Cuento con vuestra colaboración? ¿Me puedo levantar? Sí. ¿Me puedo levantar? Claro que sí. Ya veo que acabaremos llevándonos bien. Todos los hombres son iguales. Todos Radio Ya te darás cuenta cuando seas una mujer. Todos quieren lo mismo. Hay de ti si te dejas embaucar. Tu padre, sin ir más lejos, era un tipo de cuidado. Le gustaban las faldas un horror. Más de una vez he tenido yo que salir corriendo. Ya lo creo, tenía las manos muy largas. Menudo era tu padre. Si yo te contara. Del barrio de Santa Cruz eres un rojo clavel. Mi vida solo eres tú, y por jurarte yo eso me diste en la boca un beso, que aún me quema, Maricruz. ¡Ay, Maricruz!, ¡ay, Maricruz! ¡Ay, Maricruz, Maricruz!, maravilla de mujer; del barrio de Santa Cruz, eres un rojo clavel. Mi vida solo eres tú, y por jurarte yo eso me diste en la boca un beso Radio que aún me quema, Maricruz. ¡Ay, Maricruz! (Radio) Bajo los árboles Radio Así Radio (Radio) Cerca de él, inconscientes de su presencia dormían los ciervos. La vecina que vivía en mi casa Radio Todavía me muero de risa cuando me acuerdo Radio Un día, así, de repente, se dio cuenta de que estaba de tres meses. No te digo nada la que organizó. Me preguntaron una y otra vez y nada, ella juraba y perjuraba que no había estado con nadie. ¿Sabes lo que decía? ¿Pero tú entiendes lo que digo? No entiendo nada. Bueno Radio Toma. Sujeta ahí. Radio de fondo. Esto es Radio Decía que un día, paseando debajo de unas obras, cayó una casa, se le metió aquí Radio (RÍE) Algo le andaba por dentro. ¿Sabes lo que era? Un ratón. Decía que el ratón era el padre de la criatura. ¿Tienes algo para Roni? No sé cómo puedes tener un bicho así. Qué asco me da. Dame un poco de lechuga. En la nevera tienes. Pero no abuses, que el otro día me echó la bronca tu tía. (Radio) ¿Qué significa aquella frase? Desgrano una a una cada perla Radio Sí. Ella las desgranará algún día. Sus perlas y las mías Radio Nuestras horas felices. Radio de fondo. Claxon. ¿Qué piso es? Es en el tercero. Pero no hay nadie porque se han ido de vacaciones. ¿Le has mandado la carta? Sí, pero no me ha contestado. Porque no te quiere. Tú qué sabrás. ¿Eres tonta? Más tonta eres tú. Mira qué gordito está Roni. Roni, guapo. Maite Radio Maite, bonita. ¿Qué quieres? Búscame. Ana, ¿te vale esta? ¿Sabes quién está abajo? Ese amigo tan guapo de papá. ¿Y estas? Sí, señala, señala. (RONI HACE RUIDOS) (PONE MÚSICA) Hoy en mi ventana brilla el sol y el corazón se pone triste contemplando la ciudad porque te vas. Como cada noche desperté pensando en ti, y en mi reloj todas las horas vi pasar porque te vas. Todas las promesas de mi amor se irán contigo, me olvidarás. ¿Podéis poner la música más baja? Me olvidarás Radio Junto a la estación Radio Me voy Radio A ver cómo os portáis. ¿Dónde vas? Tengo un montón de cosas que hacer. De todas maneras volveré antes que Rosa. Cuidad de vuestra abuela. Sobre todo tú, Irene. ¿Podemos ir contigo? No, ahora no, tengo mucha prisa. Irene, tú que eres la mayor y la más sensata cuida de que todo vaya bien. Si llaman por teléfono decid que volveré en un par de horas, ¿de acuerdo? Portaros bien. (PONE LA MISMA CANCIÓN) ¿Bailas? Hoy en mi ventana brilla el sol y el corazón se pone triste contemplando la ciudad porque te vas. Como cada noche desperté pensando en ti, y en mi reloj todas las horas vi pasar porque te vas. Todas las promesas de mi amor se irán contigo, me olvidarás, me olvidarás. Junto a la estación hoy lloraré igual que un niño porque te vas, porque te vas, porque te vas, porque te vaaaas. Todas las promesas de mi amor se irán contigo me olvidarás, me olvidarás. Junto a la estación hoy lloraré igual que un niño, porque te vas, porque te vas, ¿por qué te vas?, porque te vaaaas. Todas las promesas de mi amor se irán contigo, me olvidarás, me olvidarás. Junto a la estación hoy lloraré igual que un niño, porque te vas, porque te vas Radio Timbre. Todas las promesas de mi amor se irán contigo Radio Me parece que llama la abuela. Timbre. Me olvidarás. Joder, qué fastidio. Ya voy yo. Junto a la estación hoy lloraré igual que un niño porque te vas porque te vas Radio Música en la lejanía. Pobrecita. Nadie te hace caso, te dejan aquí sola y te cansas de ver al jardín, claro. Hala, vamos. ¿Quieres ver las fotos? O prefieres ver el libro de oraciones. (HABLA CON DIFICULTAD) No. ¿Quieres ver las fotos? ¿Quieres alguna cosa más? Te voy a poner la canción. Copla. Castañuelas. Es Maricruz la mocita, la más bonita del barrio de Santa Cruz. El viejo barrio judío, rosal florido, le ha dado rosas de luz Radio Y desde la Macarena la vienen a contemplar, pues su carita es morena hace a los hombres soñar. Y una noche de luna el silencio rompió la guitarra moruna y una voz que cantó: ¡Ay, Maricruz, Maricruz!, maravilla de mujer; del barrio de Santa Cruz Radio ¿Te vas a venir? ¿Dónde? A investigar, vamos, no seas aburrida. Yo no soy aburrida, la aburrida lo serás tú. ¿Puedo ir contigo? Sí. Copla. De acuerdo. ¡Ay, Maricruz!, ¡ay, Maricruz! ¿Me queda bien? Fue como pluma en el viento tu juramento, y a su querer traicionó. De aquellos brazos amantes huyó inconstante, y a muchos después se entregó. Señoritos con dinero lo lograron sin tardar, y aquel su cuerpo hechicero hizo a los hombres pecar. Ana, ayúdame. Pero solo hubo un hombre que con pena lloró recordando su nombre, y esta copla cantó Radio Te va grande. No importa. Yo esto no lo llevaré nunca. Lo tendrás que llevar porque si no, no podrás correr. ¿Y por qué no podré correr? Pues porque no. Mi vida solo eres tú, y por jurarte yo eso me diste en la boca un beso que aún me quema,



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.