Radio:SOHO FM 102.5 FM Villa Carlos Paz

SOHO FM 102.5 FM Villa Carlos Paz, Escuchar SOHO FM 102.5 FM Villa Carlos Paz en vivo internet on line

Maricruz. ¡Ay, Maricruz!, ¡ay, Maricruz! Mi vida solo eres tú, y por jurarte yo eso me diste en la boca un beso que aún me quema, Maricruz. ¡Ay, ¡Maricruz!, ¡ay, Maricruz! Dame la escoba. ¡Ring, ring! ¿Cómo estás, querida? Llegas muy tarde. ¿Se puede saber qué has estado haciendo hasta las Radio ? Hasta las once de la noche. Por favor, no empecemos. Vengo muerto de cansancio. Hoy he tenido un día tremendo. Ya Radio A mí me vas a venir con esas. ¿Te crees que soy tonta? No empecemos. Uno viene a casa buscando un poco de tranquilidad y se encuentra con esto. Me estás amargando la existencia. ¿Qué habré hecho yo para merecer esta suerte? A mí tú no me engañas con esa cara de inocente que tienes. Ya, ya Radio ¿Te crees que soy estúpida o qué? Sé muy bien con quien has estado. Has estado con esa Radio Con dos has estado. ¿Con Rosa? Sí, con Rosa, y cállate. No digas tonterías, siempre con esos celos ridículos. Yo solo te quiero a ti, Amelia, aunque a veces mi paciencia tiene un límite. Pero eso se va a terminar. Ya lo creo que se va a terminar Radio Vas a ver tú quién soy yo. Cállate, por favor, Amelia, las niñas Radio Las niñas duermen y además, ¿sabes lo que te digo? Que se despierten, que se enteren de una vez de quién es su padre; un sinvergüenza, eso es lo que eres, un sinvergüenza. Cállate, ellas no tienen la culpa, cállate. No me da la gana, gritaré todo lo que quiera Radio Risas. ¿Quién te has creído tú que eres? Se abre la puerta. ¿Qué estáis haciendo? Nada. Nada, estábamos jugando. Yo hago de criada. Ana, ven aquí. ¿Qué tienes ahí detrás? Dámelo. Mi peluca. Y os habéis pintado con mi carmín. Pero, Irene, ¡tú también! Va. Id al cuarto de baño y lavaos la carita, ¿eh? Corre y que no vuelva a repetirse. Así que tú haciendo de criada, ¿eh, ratita? Arriba Radio Esto es. El próximo fin de semana he decidido que lo pasemos en el campo, ¿os parece bien? A mí me parece muy bien pero ¿dónde vamos a ir? A la finca de Nicolás Garontes. ¿Sabes quién es, verdad? Sí, hija, ese que estaba en el jardín. El marido de Amelia. Quítate los pantalones. ¿Habéis estado alguna vez en la finca? Fuimos una vez con papá y mamá. Había caballos, un pinar, y creo que también había un río. Es una finca magnífica, lo vamos a pasar muy bien, ya veréis. A ver, esto cuesta trabajo. La otra piernecita. ¡Al agua patos! ¡Ay, está helada! ¡Aaay! Venga, la ponemos un poco caliente. (TODAS RÍEN) No, no está, venga, Maite, métete. No seas mala. ¡Ay, está Radio ! Agáchate. Agáchate, Maite. La cabecita. Maite, bonita Radio (LLORIQUEA) Nicolás era el mejor amigo de vuestro padre, muy buena persona, eran de la misma promoción y estuvieron juntos destinados en Burgos. También estaba con papá cuando papá murió. ¿Qué has dicho? Que Amelia estaba en la cama con papá cuando se murió. A ver Radio Cuéntame esa historia. Dices que Amelia estaba con tu padre Radio . ¿Lo dices en serio? ¿Quién te ha contado eso? Ana Radio Ana los vio juntos en la cama. Ahora lo comprendo todo. Tú has visto Radio ¿Qué has visto tú? Yo no he visto nada. Claro que no. No sabes que no se pueden decir mentiras. Ana, hay mentiras que pueden hacer mucho daño. Vosotras sois unas crías y no os dais cuenta de la gravedad de ciertas cosas. ¿Cómo se te ha ocurrido semejante idea? Un día papá le dijo a mamá que Amelia era muy guapa. Mamá le dijo: “No es para tanto”. Yo creo que Amelia es muy guapa, ¿verdad? Muy guapa. Sí. Eso sí. (NARRA) No entiendo como hay personas que dicen que hay personas que la infancia es la época más feliz de su vida. En todo caso para mí no lo fue. Y quizás por eso no creo en el paraíso infantil, ni en la inocencia ni en la bondad natural de los niños. Yo recuerdo mi infancia como un período largo, interminable, triste, donde el miedo lo llenaba todo Radio Miedo a lo desconocido Radio Hay cosas que no puedo olvidar. Parece mentira que haya recuerdos que tengan tanta, tanta, fuerza. Tanta fuerza Radio Mamá estaba enferma en su dormitorio. Yo entonces no sabía que mi madre tenía una enfermedad incurable y la habían traído del hospital para que se muriera en casa. Mis dos hermanas estaban con tía Paulina y con la abuela, que en esa época todavía no vivían con nosotras. Mi padre estaba fuera, en no sé dónde. Rosa hacía de enfermera. Por favor, dígale al doctor que se ponga. (TARAREA) Dígale de parte Rosa. Doctor, sí, doctor, soy Rosa. Sí, muy mal. Sí, muy mal. Venga lo más rápido que pueda, por Dios. Sufre mucho. Yo no sé qué hacer. Sí, se la pusieron a las nueve. Quejidos. (LLORA Y SE QUEJA) ¡Aaay! (SE QUEJA) (LLORA) (JADEA) (JADEA) Todo es mentira. No hay nada. No hay nada. Me han engañado. Tengo miedo. No quiero morir. No quiero morir. Tengo miedo. (SE QUEJA Y GRITA) ¡Aaah! ¡No quiero morir! ¡Me duele! (GRITA) ¡Me duele! ¡Me duele! ¡Duele! Vamos, tranquilízate. ¡Me duele! Tranquilízate, ahora mismo te pondrán una inyección. ¡Rosa! Verás cómo se te pasará. Vamos, por favor. Por favor. Escúchame. (LLORA) Me duele Radio . ¿Y tú qué haces aquí? Hala, fuera de aquí. Vete a jugar. ¡Ah! (GRITA) ¡Aaaaah! Gritos de la madre. Ruidos de Roni. Ana Radio ¿Se puede saber lo que haces aquí? Es que no tengo sueño, mamá. No tienes sueño. ¿Has contado ovejas? No. Vaya Radio ¿Me puedo quedar un rato contigo? Ana, ¿tú sabes qué hora es? No. Es muy tarde. No tengo sueño. ¿Por qué no me tocas esa canción que tanto me gusta? Hija, no son horas de tocar el piano. Anda, mamá. Bueno, pero ¿luego irás a dormir? Sí. ¿De verdad? Sí. ¿Me lo prometes? Te lo prometo. La canción que te gusta. ¿Es esta, verdad? ¿Cómo no? Anda, no sé, sopla. Aquí. ¿Es esa? (TOCA UNA MELODÍA LENTA) ¿Y esa promesa? A la cama. Un beso. Otro beso de Radio Un beso de cine. Un beso como Radio Como los esquimales. Y ahora un beso de Radio Oso. ¿De oso? Así, de oso. Oye, osa, a la cama. Venga. Está bien de osos. Aún está despierta. Ya te dije que era muy tarde. Anda, ve a la cama. No tengo sueño. Anselmo, te estaba esperando. Quería hablarte. Bueno, si no te molesta hablaremos mañana. Me voy a la cama. Anda, vamos a dormir, mañana tendemos todo el día para charlas. Es que no quiero charlar todo el día de mañana. Quiero hablarte ahora.



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.