Anuncios

Ultracanalla Radio

Ultracanalla Radio, Escuchar Ultracanalla Radio en vivo internet on line

Añadir a su sitio.

No le dio tiempo a confesarse, a arrepentirse. Su castigo: el infierno para siempre. ¡Siempre! ¡Siempre! ¡Siempre! (Música sacra) Damos gracias al Señor, digamos su oración. Cantemos y alabemos todos al Señor. Dios está con nosotros, Dios está con todos. Y vamos, siente su granito de amor. Y vamos, siente su granito de amor. ¿Aún te hace daño el zapato? No, mamá. -Te he traído una cosa, Rafa. -Gracias. Mi regalo de primera comunión. Es un cronómetro, calendario, luminoso Radio ¿Y también sumergible? También sumergible. Gracias, papá. Es precioso, hijo. ¡Jaime! ¡Jaime! Mira, mira. Jo, tú, qué farde. Tengo otro. Este es de mi tío Miguel. Sumergible y con la esfera luminosa, pero no tiene calendario. Yo estudié en este colegio desde niño. Estuve nueve años. Todo el bachillerato. Aquí hice la primera comunión. ¿Te pasa algo, Miguel? Tienes mala cara. Es que no tengo derecho a estar aquí. ¿Qué tonterías estás diciendo? Soy un apóstata. ¿Eres Radio un qué? He apostatado. He renegado de Dios, ya no soy católico. ¡Santísima Virgen! Pero ¿cómo Radio ? Toma, un recordatorio, que luego se me acaban. Bueno, pues tengo que marcharme. ¿No te quedas al desayuno? Tengo que estar en Bilbao al mediodía. ¿Y tu madre qué tal está? Un poco pachucha, no ha podido venir. Despídeme de Miguel. Adiós. Adiós. (Música distendida) (Mugido) Esta tiene que parir un día de estos pero no sé qué ha pasado. No, mamá, la que tiene que parir es la pintada. ¿Otra vez? ¿Y esta? Ni siquiera está preñada. Unas tanto y otras tan poco. Y no lo digo con segundas. (RÍEN) ¿Dan mucha leche? Las buenas llegan a unos litros. Di que aquí llegan todas. Mamás las lleva así. ¿En qué iglesia os vais a casar? A mí me gustaría Radio No nos casamos en ninguna iglesia. ¿Cómo dices? Será un matrimonio civil. Miguel, dime que no es verdad. Pero tú eres católica. Sí. Ya hay bastante con un matrimonio indisoluble en la familia. Todos tenemos nuestra cruz. ¿Te parece justo lo de Mariuca? Separada del marido, absolutamente sola y sin solución. A los años. Tu padre y yo nos casamos por la Iglesia. Tus abuelos, tus bisabuelos. En esta casa, solo eso es matrimonio. (Puerta cerrándose) Lo siento, Ann. Mamá no puede comprender ciertas cosas. Eso lo entiendo. Pero ¿tú por qué no se lo habías dicho? Eh Radio No está la apostasía de la novia. ¿Cómo dice? Falta la apostasía de la novia. Mi novia es norteamericana. ¿Es de religión católica? Sí. Pues tiene que apostatar. ¡”Voilà”! Este es el apartamento. Amplio, muebles modernos, y unas vistas Radio (RÍE) Unas vistas estupendas. (SE ESFUERZA) Este Paco Radio Bueno, Paco lo arreglará. El apartamento es bueno, os lo alquilo por ser vosotros. Eres muy amable. Y si vuestro matrimonio anda bien, os lo venderé en buenas condiciones. ¿Si anda bien? ¿Y por qué no va a andar bien? Este es el rinconcito íntimo: aquí la televisión. Aquí la mesita para cenar mientras se ve la televisión. Y aquí la lamparita para leer los programas de la televisión. (SE ESFUERZA) No se enciende Radio No importa, Paco la arreglará enseguida. Disculpadme. ¿Paco? ¿Paco? Hay dos teléfonos. Paco Radio ¡Paco! ¡Que hay que arreglar esto! Todo lo que no es de la casa es precioso. Tenemos que ir a tu parroquia, nos hace falta un documento. ¿A la parroquia? Sí. Pero siendo un matrimonio civil, ¿para qué ir a la parroquia? Pues por eso precisamente, porque es un matrimonio civil. Sí, aquí las cosas son así. Es un simple trámite. Bueno, ya está habrá luz. Con vuestro amigo Sátur no hay problemas. (Campanas) Esto es una declaración de apostasía. Es un simple trámite. ¿A esto lo llama un simple trámite? Lo piden en el juzgado, ya sabe usted. Pero esto, ¿qué significa? Nada, no es nada. Es una declaración que tenemos que hacer para que nos den el certificado. Y una vez con el certificado Radio Cállese, por favor. La señorita tiene el derecho y la obligación de estar perfectamente informada de la gravedad de esta declaración. Yo le he dicho Radio La apostasía o abjuración significa la ruptura definitiva con la Iglesia. La renuncia a los sacramentos en esta vida, y la salvación eterna en la otra. Pero ¿cómo me pides eso, Miguel? Yo no firmo. Vosotros los extranjeros no podéis comprender estas cosas. Se trata de un pequeño engaño a la administración para poderse casar por lo civil. ¿Y por qué hay que engañar a la administración? Bueno, mira, sería muy largo de contar. Los españoles nos pasamos la vida engañando a la administración. No entiendo nada, Miguel. ¿Qué tiene que ver la administración con la vida privada de las personas? Aquí, para los católicos, el matrimonio canónico es obligatorio. ¿Para todos? No para todos, únicamente para los que se quieren casar. No es que te obliguen a casarte, en eso hay libertad. Para poderte casar por lo civil, tienes que demostrar que no eres católico. Y ahí viene la declaración de apostasía.


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.