Anuncios

Radio Fantastico Macondo

Escuchar Radio Fantastico Macondo en vivo internet Radios on line Argentina Mejor Calidad De Difusión Móvil

Añadir a su sitio.

Cada vez más vieja. No, estás igual. Ahora tienes que ser feliz, hijo. Es la idea. Muy bien. Nada de angustias. Te sientas en tu sillón y, cuando te das cuenta, eres un viejo amargado. Ha sido un gusto verlas. Hasta pronto. Hasta pronto. ¿Qué tal tus amigas? En forma. Te ahorro los cotilleos. ¿Otra vez? Estamos disfrutando. Déjame hacerlo. No fastidies. Tú me hiciste volver. Por las niñas. Si tú lo dices. Nunca las ves. Alguien debe traer dinero a casa. ¿No entiendes eso? ¡Qué lindo bigote! Requiere mantenimiento. Es lo que hay. Guarde natillas para la dama. Claro. Gracias. Tradúceme el menú. Salud. Salud. Lo haces muy bien. ¿Los caballos no vienen? Vamos a darles paja. ¡Royal! ¿Así se llama? ¡Royal! Mira, ahí viene. Quita la mano. Hay que poner la mano bien plana. Así, no hay riesgo. Muy bien. ¿Puedes acariciarlo? Hazlo con cuidado. No, eso lo hago yo. No te preocupes. Descuida, está todo bien. Yo le doy de comer. ¿De acuerdo? Es muy bueno. ¡Llegan papá y mamá! ¡Rápido, a la cama! ¡Corred! Eso es de viejas. ¡Muchas gracias! Emma, ¿y el pastel? No tengo hambre. ¿Te cuido y así me tratas? ¿No juegas con Zoe? Quiere jugar con los vecinos. Ve con ellos. No entenderé nada. Sí. Yo vine de vacaciones con tus padres. Una noche, fui a una fiesta. Vi bailar a tu tío Miguel. Pensé: “Ese animal ual “es para mí”. Y nunca más me fui. Suena lindo. Resumo: vine con tus padres de vacaciones y, en una fiesta, conocí a tu tío Miguel Y me quedé con él en Portugal. Lo había entendido. ¿Me cedes un rato a tu madre? No, me quedo. Mamá parece triste. Se está riendo. Sí, me estoy riendo. ¿Cómo respira la sirenita bajo el agua? Tiene poderes. ¿Quieres al tito Miguel? Pues claro. ¡Qué rara eres! Anda, fuera de aquí. Vete, Emma. Aceite. ¿A qué jugáis? A cocinar. ¿Os interesa esto? ¡Sí! ¿Sí? Gracias, papi. Espera a ver qué es. Ábrelo. ¿Qué es? Ábrelo. ¿Cómo lo abro? Así. Déjame ayudarte. Así. ¿Reconoces el material? ¿Qué es esto? Tu credencial. Pon “Doctora Emma”. ¡No es un biberón! ¡Es para beber! No, es para mirar. Es un microscopio. Para mirar microbios y cosas así. ¿Y esto? Estáis locas. No os quiero en el quirófano. Dos doctoras locas ¡Esto se muerde! ¡Es un termómetro! ¡Tonta! Esto corta la sangre Os hace gracia Lo usaré con mis peluches. Esto es mejor que vuestro piso. Sí. Su padre ya casi no viene. ¿Carlos no se trae a la bretona? Demasiados recuerdos Deberíamos vender la casa. Ellas disfrutan. ¿Y esto? Para la lengua. Así. Deja que te muestre. Abres la boca No. ¿Yo? Muy bien. Uno Ya son mayores. Vuelve a trabajar. Eras buena fisio. No. Miguel no me impide nada. ¿Estás loca? ¿Mencionas a ese cabrón delante de mis hijas? Déjalas respirar. ¡Cierra la boca! ¿Está claro? ¡Ojo! ¿No la dejas responder? Basta los dos. Sigamos con esto. Mimitos Balanceo Mimitos Balanceo Mimitos Balanceo Mimitos Balanceo ¿Qué haces? Es mejor que me vaya. Lo lamento. Volveré cuando se calme. Vale. Nos vemos. Se ha ido. ¿Contento? ¡Gabriel! Se ha ido. ¿Contento? No me jodas. Trátala bien. La zorra de tu hermana se la chupa a ese asesino. No digas eso. Estáis las dos chifladas. Me traes aquí a remover la . Déjame solo. Tienes que ser bueno. Él es muy bueno. Es feo. Saca la lengua. La saca mucho. Ese me parece muy bonito. Y ese también. ¡Qué dientes tan feos! Sí, pero son así. ¿Dónde estás, papá? Me he comido todo, lo prometo. ¡Para! ¿Cuándo vuelve? ¿Cuándo vuelves? Quiere hablar contigo. No. Dámelo. ¿Hola? Anoche dormimos con mamá. No quiere ir al río. Que venga él. Cuelga. ¡Allá vamos! ¡Vamos de viaje! ¡Vamos de viaje! ¡Espera! ¡Un segundo! Es gracioso, pero está mal. ¿Por qué no podemos hacerlo? ¿Estáis locas? El cuarto está inundado. ¿Vienes, mami? Vale, dejadme subir a bordo. Espera ¡No tengo cosquillas! ¡Socorro! ¡Te estás riendo! ¿Todo bien? Voy a hacer la cena de las niñas. Aquí afloran los malos recuerdos. Vayámonos. ¿Vienes, Zoe? Hago una voltereta. Y hago otra más. Y luego una cuarta. Y salgo a la calle cada mañana. Bajo de la carretilla ¡Otra vez está sucia! Emma no ha comido nada. Es como si la viera. Y más aquí. No mezcles las cosas.


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.