Anuncios

FM Estación Pilar 88.3

Escuchar FM Estación Pilar 88.3 en vivo internet Radios on line Argentina Mejor Calidad De Difusión Móvil

Añadir a su sitio.

Serían unos cinco kilómetros de rieles, de vía estrecha. ¿Tienes papel y lápiz? Toma. En tres años lo habrás amortizado. Mira. Quizá tenga que abrir un túnel aquí, de unos cien metros o menos y luego necesitaría un puente de caballete para cruzar este desfiladero. Luego bajaremos por aquí. No es tan difícil. Y evitaremos el último kilómetro y medio de curvas serpenteantes. Podría tener la línea lista en tres meses. ¿Para qué? Abandonar un sistema transcontinental para construir cinco kilómetros de vías de tren. Si cambias de opinión, te contrato en el acto. O Midas puede concederte un préstamo si quieres ser la dueña. No, no puedo aún. Ojalá pudiera quedarme aquí y no saber jamás lo que mi hermano hace con la compañía. Te enterarías cada accidente, cada explosión, cada línea cortada. Y con el tiempo, el derrumbamiento del Puente Taggart. Eso no sucederá. Dagny, nadie se queda aquí ignorando la realidad. Bien, volveré al trabajo. Disfruta tu última semana, Dagny. Tengo una pregunta para ti: si Taggart Transcontinental fuese tu compañía ¿contratarías a tu hermano Jim? Cielos, no. No lo contrataría ni como obrero. Es totalmente incompetente. Entonces, ¿por qué tienen tanto poder Jim y todos sus compinches? ¿Por qué? Porque fomentan la idea de que está bien quitarle algo a un hombre para dárselo a otro. Dagny, llevas toda tu vida oyendo a la gente decir que debemos ayudar a los menos afortunados que la verdadera medida de la virtud no es lo que uno consigue sino lo que uno hace por los demás. Los oíste decir que la gente tiene derecho a una vida solo porque es humana. No es el derecho a ganarse la vida. Es el derecho a una vida que tú estás obligado a proporcionarles. ¿Empiezas a ver el patrón? ¿Las necesidades de los demás imperan, las tuyas son secundarias? Su filosofía se basa en cuánto tú sacrificas para los demás no en lo que consigues. Esa filosofía no puede funcionar. A menos que tú sigas trabajando, trabajando y trabajando para intentar superar todos los obstáculos que ellos han creado para ti. Y a pesar de todo lo que te quitan siguen contando con tu ética profesional, tu integridad tu deseo de seguir produciendo. Pero amo mi trabajo. No, lo sé. Y John también. Sí. Pero se negó a aceptar sus ideas. Se negó a poner su habilidad- su motor- a disposición de ellos. Mientras tú sigas aceptándolo ellos seguirán explotando tus increíbles habilidades. Mientras Thompson y sus secuaces seguían encerrados en el hotel Wayne-Falkland de Nueva York preparando su gran discurso del de noviembre Henry Rearden continuó su búsqueda de Dagny Taggart. John, ese es Hank Rearden, un hombre que aún no has traído aquí y llevas tiempo queriendo hacerlo. Quizá Francisco pueda convencerlo. Quizá. ¿Qué tal el sermón esta noche? Bueno- John, ¿qué ocurre? Algo te preocupa. Te conozco muy bien, amigo mío. De todos nosotros aquí sé que tú eres el que ha renunciado a más. Voy a estar bien, John. Es hora de traer a Hank. No queda pastel de chocolate. Me asustaste. ¿Qué haces? Ya te lo dije. Te he estado observando. No podía dormir. Las ideas se me agolpan.


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.