Anuncios

Street FM

Escuchar Street FM 101.5 FM en vivo internet Radios on line Argentina Mejor Calidad De Difusión Móvil

en tu cuarto y empaca. ¡Asuntos Internos! ¡Abran la puerta! ¡Abran la puerta, o la derribaremos! Mamá. No temas. ¡Tienen cinco segundos! ¡Uno! ¡Dos! ¡Tres! ¡Cuatro! ¡No me toque! ¡Ustedes dos, busquen arriba! ¡No se muevan! Jonas, todo está bien. No tengas miedo. No tengas miedo. ¿Usted es la esposa de Kostas Vilkas? Sí. ¿Usted sabe dónde está? Quería preguntarle lo mismo. Ellos ya lo tienen. Van a matarnos a todos nosotros. Silencio, hombre. ¡No lo toque! ¡Lina! ¡Mamá! ¡Mamá! Es solo un niño. Va con los hombres. Pero es solo un niño. Plata, por favor. Plata. El niño va con ellos. ¡Muévanse! ¿Niño o niña? Niña. ¿Cuál es su nombre? Debe alimentarla. ¡Los últimos cinco vagones están llenos! Entonces pónganlo en este. ¿Cuántos vagones tienen hombres? No lo sé. Los últimos cinco, quizás. ¿Puedes llegar a ellos? Mi papá debe estar en uno de ellos. El tuyo también. Ayúdame. Es a plena luz. Hay agentes por todas partes. Disces que buscas a tu papá. ¿Y después qué? Es muy riesgoso. Tienes miedo. ¿Tú no tienes miedo? Antonov. ¡Señor! Greshnev. ¡Señor! Kretzsky ¡Señor! Kretzsky. Dice que su madre es de Ucrania. Sí, señor. No sabía que pudiera ser agente con una condición preexistente. Ella ya está muerta, señor. No hay nada de ella en mi. ¿Renuncias a tu propia carne y sangre? Ese asunto requiere carácter. ¿Debo cuestionar su carácter, Kretszky? No, señor. Bien. Soy su comandante, Komarov. Nos vamos por la mañana a la región siberiana de Altai. Cuatro semanas de viaje, quizás cinco. El campo de trabajo de Altai nos espera. Las Artes en Kaunas, y después Palanga. ¿Qué te parece? ¡Palanga! ¿Me extrañaste? ¡Todos a bordo! Dije que todos a bordo. Vamos, vamos, vamos. Dibujas muy bien. Insisto. Por favor. Tómalo. Gracias. Conozco a tu padre. Lidero el departamento de música en la universidad. Él es casi el líder. ¿También haces paisajes? Dibujo lo que veo. ¿La gente? Ellos deben saber lo que está pasando aquí. Quizás con tu lápiz, y lo que ves, puedas mostrarles. ¿Aún sigue durmiendo? Tú, y tú. Vamos. Ella está con Dios, Ona.


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.