Anuncios

Integracion Rionegrina

Escuchar Integracion Rionegrina en vivo internet Radios on line Argentina Mejor Calidad De Difusión Móvil

ha sido ritualizado. . a un extremo muy perturbador. La batida, por ejemplo, donde una fila de monteros aterroriza a todo lo que se mueve. . a lo largo de un bosque entero. Sin mencionar la exhibición de trofeos, practicada. . principalmente en Europa al final de la cacería. . como un insulto final, en el que cada especie tiene su propio lugar tradicional. Queremos subir a la torre, mamá. Espera George. Sí, vamos a subir. Vale George, ¿quieres disparar? Yo apuntaré. . y tú aprieta el gatillo. ¡Fuego! ¡Excelente! Para derribar a un animal de este tamaño, tienes que asegurarte de darle en una parte vital, es decir, aquí, en la zona de los pulmones. Como puedes ver, a este le dieron aquí, en el cuarto trasero. Un animal podría correr una gran distancia. . con una herida como esta. Es por eso que típicamente un buen cazador debería tener. . un perro Schweiss, entrenado en seguir un rastro de sangre, para así poder rastrear al animal y terminar el trabajo. Schweiss, esa es la palabra que se usa para un rastro de sangre. Enhorabuena joven Georgie, le diste al animal. Así que, ¿te habías encontrado una familia? Sí, así es tambien como me gusta verlo. Pero todo es mucho más simple con los animales. ¿Qué quieres decir? El orden es importante. La madre suele ir por delante, con el cervatillo más grande. . siguiéndola, y el más pequeño al final. Típicamente se dispara al grupo empezando por el de atrás, basándose en el hecho de que los dos mayores. . pueden sobrevivir sin el joven, mientras que si disparas primero a la madre. . y no acabas con los otros, es probable que ninguno de los dos sobreviva. Así que siguiendo este método, a continuación se le dispara al cervatillo más grande, y por último a la madre. ¡Quedaos agachados! ¡Para! ¡George! ¡George! Mi familia se movia siguiendo un orden incorrecto. Siempre me he tomado las reglas éticas de la caza. . muy en serio. En esa cuestión, me considero un poco caballeroso. Caballeroso, ¿en serio? ¿O incluso un Señor Sofisticación? ¡No! ¡No! ¡No! George no parece tener mucho apetito.


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.