Radio:FM Ventus 91.1 Fm

FM Ventus 91.1 Fm, Escuchar FM Ventus 91.1 Fm en vivo internet on line

El reluciente estreno en el Capitol Theater de Nueva York de la producción multimillonaria de Samuel Goldwyn, Ellos y ellas. Tus ojos son los ojos de una mujer enamorada Y cómo te traicionan Por qué intentar negarlo radio La mayoría de los actores quieren tener su nombre en los periódicos. Les gusta toda esa atención. A menudo me sorprende la ilusión del éxito. A veces es difícil cuando conoces a gente porque ves que te están prejuzgando, no te tratan normal. Que haya gente que te mira como a un animal en el zoo, o como a una criatura extraña de un lugar lejano. Lo que hace es alejarte de la realidad. No lo soporto. Lo odio. No tenía ni idea de lo incómodo que es no poder ser simplemente una persona normal. No te imaginas el pánico que provoca. De verdad, me da pánico, porque están tan absorbidos que podrían arrollarlos o chocarse. De verdad es radio Nunca he visto una multitud histérica. Es una experiencia aterradora. Tranquilo, Marlon. Y respira hondo. No tienes que tener miedo, no tienes que estar nervioso. Estás muy cómodo. Muy seguro, como cuando estabas con Ermi, cuando dormías en sus brazos, cuando recibías afecto. Recuerda esos sentimientos. Era una institutriz contratada por mi madre. Una piel oriental preciosa. Tenía el pelo muy fino. Estaba durmiendo y por la ventana entraba la luz de la luna, e iluminaba su cuerpo. Recuerdo que me puse a su lado, sobre ella, y que pensé que era toda mía, que me pertenecía solo a mí. Todos queremos una garantía de que nuestro amor es correspondido. “Voy a amarte hasta que muera y siempre nos vamos a amar”. Ese concepto infantil y adolescente de lo que el amor debe ser. Recuerdo la noche que se marchó. Se fue para casarse, pero a la mente de un niño de siete años, habiendo estado con alguien íntimamente, fue el equivalente al abandono. En un sentido, mi madre me abandonó porque era alcohólica. Y lo mismo hizo Ermi. Desde ese momento fui un gamberro, me comportaba mal. – Vale. – Vale” Me gustaría empezar preguntándote que ocupa tus pensamientos en tu tiempo libre, cuando lo tienes. Bueno, mis pensamientos son radio ¿Qué haces? Me interesa tu cara. Eres una de las entrevistadoras más guapas que he radio Gracias, tú eres uno de los invitados más amables que he tenido. – ¿De verdad? – Sí. Espero verte en Chicago. – Nos gustaría verte Chicago. – ¿Nosotros? Es un “nosotros” colectivo o es un radio Hay mucha gente a la que le gustaría verte en Chicago. – ¿Pero a ti no? – Desde luego, a mí sí. Bueno, represento a WNAC en Boston y a nuestro público le encantaría saber por qué estás aquí y que nos hablaras de tu última película. Perdona, no pretendía tocarte el tobillo. Bueno, ¿qué puedo contarte sobre eso? Solo cosas interesantes que a nuestro público le gustaría escuchar radio Hablas por la comisura dela boca, ¿te has dado cuenta alguna vez? – No, yo radio – Hablas radio Es encantador. Es sin querer. Es una idiosincrasia física pero es encantadora. No podemos ver tu ojo derecho. ¿Hablar por la comisura de la boca? No quería hacer eso. ¿Quieres hablamos sobre el rato entre bambalinas mientras se hace la película? ¿Hasta dónde llego? Respóndeme, ¿es verdad? Hay rumores de que tú y Brando tenéis un romance. – No, solo somos buenos amigos. – ¿Solo buenos amigos? Parece que la otra noche estabas entrando en la habitación de Brando y que no saliste hasta la mañana. ¿Es eso cierto? Bueno, sí, es cierto, pero es un auténtico caballero. Es un auténtico caballero. Ya veo. ¿Es cierto que se llevaron a cabo actos amorosos? Las personas en la habitación contigua dicen que oyeron unos ruidos sordos radio y el traqueteo dela cama. Bueno, dormí con él. ¿Dormiste con él? Bueno, yo no radio En la misma cama. No sé si podemos hablar sobre esto en directo, vamos radio Espero que los amigos que estén escuchando no radio Tápense las orejas. Tienes lo que la mayoría de los hombres quiere. Tienes a una dama para follar, tienes a una mujer que te ama, tienes radio Culpable, ¿no? No soy culpable. Es solo el radio Es el tequila. – ¿El qué? – El tequila. Ya veo. Pasado un cierto punto, el pene tiene su propio plan. No tiene nada que ver contigo y muchas decisiones las toma tu pene y no tu cerebro. Me gustaría enseñarte una foto de boda. Una boda que tuvo lugar el de octubre de . El hombre es Marlon Brando. ¿La mujer? Una joven actriz y modelo India, Anna Kashfi. Un buen estafador puede engañar a todo el mundo. Y la primera persona a la que engañas como estafador es a ti mismo. Averiguó que había otras mujeres en mi vida y tenía mujeres que venían a la puerta, que salían por la ventana radio El aspecto bestia de mi personalidad tenía poder y excedía cualquier cosa que fuese razonable, racional, moral o decente. Porque si nunca has sido amado, o has conocido el amor, nunca sabrás donde está. No sabes cómo es o cómo suena. Buscas en los lugares menos probables para encontrarlo. El matrimonio duró unos meses, pero nació un niño de esa pareja. Christian Devi. Recuerdo al bebé respirando radio Un pequeño bebé como ese radio Entonces escuché el corazón. No quería que mi padre se acercara a Christian. El día



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.