Radio:Radio LU 20 Radio Chubut 580 AM

Radio LU 20 Radio Chubut 580 AM, Escuchar Radio LU 20 Radio Chubut 580 AM en vivo internet on line

Native Flashradio V3

nuevos y salarios anuales por millones. Los nuevos condominios, oficinas y bancos agregarán unos millones de dólares más a la base de impuestos de Miami. Mientras la cocaína ingresaba a Miami y los millones de dólares entraban en América Latina, la Miami legítima se dio cuenta de que era la entrada al resto de América. El tráfico de drogas puso a Miami en el mapa. Newsweek llamó a Miami la Casablanca de América. Qué contraste con lo de años atrás. Una cosa acerca de la pésima publicidad es que hubo mucha. Todos hablaban de Miami. – Miami. – Miami. – Miami. – A Miami Beach. – El mundo entero. – La gente decía: “Siempre quise ir a Miami, “¿en serio es así? Las playas que veo “y las mujeres hermosas y los clubes nocturnos”. Es el Club . Es el lugar donde se celebró la gran fiesta de Miami Vice el sábado. Estábamos en la televisión todos los viernes con Miami Vice. Las historias se basaban enteramente en el narcotráfico. Puede que Miami Vice no ayude a mejorar la imagen de la ciudad, pero hace mucho por la economía local. Don Johnson y Miami Vice, Al Pacino en Caracortada. Era muy atrayente. Esto es Miami, todo es más relajado. Fue interesante porque cuando salió la serie encontraban un hotel abandonado o una gasolinera en la playa, ponían luces, los pintaban, los arreglaban, los renovaban, grababan las escenas allí y dejaban atrás un sitio renovado. Creo que hicieron que mucha gente viera las posibilidades que había. A fines de los y principios de los la industria europea de la moda descubrió South Beach, y detrás de las modelos vienen los visitantes europeos ricos que perseguían a las modelos. Y acabamos recibiendo a los famosos. Me recuerda a la ciudad Greenwich en porque está de moda y es nuevo. Luego llegaron los paparazzi y crearon un fenómeno. Pasó de ser un lugar vacacional a ser la capital internacional próspera de las Américas. El mundo empezó a concurrir a Miami y lo conseguimos. Podríamos haber renacido sin que tanta gente muriera. Podría haber vivido sin ello. Y mucha gente podría vivir sin la contribución enorme de dinero a la comunidad. Hubo demasiados efectos colaterales. No creo que los beneficios económicos valieran el costo en la sociedad. Aún amo Miami, pero la amo más por lo que era antes de la guerra de la cocaína. ¿Qué precio se pagó por un rascacielos? ¿Cuánta gente tuvo que morir por esos edificios? No valía la pena, demasiados murieron por ello. Honestamente, Miami no estaría donde está hoy sin haber vivido los horrores y tragedias de aquellos años. Hoy la gente se deleita hablando de cómo sobrevivieron en Miami en los y . Regresé porque tenía que hacerlo. No tenía opción. Jon Roberts salió de la prisión federal en octubre de Volvió a Florida como condición de su libertad condicional Jamás olvidaré cuando salí, fui a un hotel en South Beach llamado The Surfcomber. La primera mañana me levanté y fui a la playa. Estaba recostado y una chica sale del agua y mientras sale veo que no tiene la parte de arriba. Tienen que entender que hacía años que estaba en prisión. Miraba a esa chica desnuda y no lo podía creer, me asusté. Corrí hasta el hotel y no pude salir del cuarto durante un día. “¿Qué sucedió?” El mundo había cambiado. La ciudad había crecido mucho en esos años. Mickey Munday fue un fugitivo durante años hasta que fue arrestado por la policía en . Salió de prisión en diciembre de . No lo sé, los tiempos cambian. En aquel entonces, no nos importaba nada. Miami era un ciudad abierta, completamente distinta. Si me pedías que matara a tal y cual solo debías señalarlo y yo lo asesinaba. Ya no está abierta, es una ciudad distinta. Hoy no podría hacerlo. Lo haría de manera totalmente distinta. Es una ciudad muy distinta a la que la recuerdo. Muchos de mis conocidos ya no están aquí. Los amigos con los que crecí están muertos. Los mataron. Rafa Cardona Salazar fue asesinado a balazos en Medellín, Colombia, el de diciembre de . Poco después de su arresto en junio de , Max Mermeistein entró en el Programa Federal de Protección de Testigos. Su testimonio resultó en la acusación de los líderes del cartel de Medellín. El paradero de Mermeistein sigue siendo una incógnita y continúa trabajando como testigo remunerado para el gobierno de EE UU. Según algunos informes, tiene un contrato de millones de dólares. Griselda Blanco y Jorge “Rivi” Ayala fueron acusados del asesinato de Johnny Castro y Alfredo y Grizel Lorenzo. Rivi evitó la pena de muerte accediendo a testificar contra su jefa, Griselda Blanco. Fui a Miami, me declaré culpable de dos asesinatos. Cadena perpetua a ser cumplida simultáneamente. Estoy aquí desde entonces. Como resultado de la información dada por Rivi, hubo homicidios distintos atribuidos a la organización de Griselda Blanco. Cuando se dio vuelta y empezó a cantar sobre todos los homicidios y cómo ella los había ordenado, estaba acabada. Ella fue nuestra John Gotti, y Rivi su “Sammy El Toro” Gravano. El caso contra Griselda Blanco resultó ser una frustración. Terriblemente decepcionante e inútil. Se declaró culpable de cargos insignificantes. Se nos escapó. Creí que la teníamos. Lo que sucedió fue vergonzoso. Rivi estuvo involucrado en un escándalo ual muy publicitado con secretarias de la oficina del procurador del estado de Miami Dade. Humillado, el procurador prescindió de él como testigo contra Griselda y le ofreció una sentencia acordada de conformidad. Cuando perdimos a Rivi, perdimos la conexión entre los sicarios y Griselda. Riverita ayudó a crear el caso y a destruirlo. Bombardeó una de las investigaciones de homicidios más significativas que se hicieron. Durante su reinado de terror, ella hizo muchos enemigos aquí y en Colombia, y ellos no la han olvidado. Ciertamente no lo olvidaron con respecto a Uber y a Osvaldo. Los hijos de Griselda, Uber y Osvaldo, fueron asesinados con ametralladoras en Colombia. El refrán “quien a hierro mata, a hierro muere” es muy cierto en el negocio en el que están. Es probable que si regresara a Colombia, sufriría la misma suerte. No hay nadie que merezca la pena de muerte más que ella. Debería estar sentenciada a muerte. Me da un poco de consuelo el hecho



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.