Anuncios

Radio Murialdo

Radio Murialdo, Escuchar Radio Murialdo en vivo internet on line

Native Flashradio V3

¿Por qué no lo dijo en el tren? Podríamos haber trabajado en la idea Radio y ya habríamos capturado a Fantomas. Gracias a Ud, finalmente podremos trabajar, Comisario. Ahora tenemos que provocar a Fantomas. Estaré observándolo. A las , vamos a visitar los monumentos de Roma. No destaque. Estamos de incógnitos. ¿Qué es lo que Fantomas quiere? Secuestrar al Profesor Lefèvre. ¿Y dónde está él? En París. No, aquí. Es Fandor. Fandor es Lefèvre. Sí, Comisario. No diga ‘Comisario’, diga ‘padre. ‘ En este momento, Lefèvre, alias Fandor, actúa como la carnada. Él actúa como la carnada. Si Fantomas aparece Radio él se irá sobre el Profesor Carnada, Quiero decir Lefèvre. Y nosotros sobre él. ¿Entendido? Sí, padre. Preste atención. Mantenga la vista sobre Fandor. Deténgase. Tonto. ¿Qué están diciendo? Ninguna idea. ¿Bien, qué están diciendo? Usted tiene que bautizarlo, yo creo. ¿Bautizarlo? Yo no puedo bautizar. Lefèvre. Hola, señor. Permítame ayudarlo. Gracias. A su servicio. ¿Profesor, haría usted una declaración para la TV? No, sin declaraciones. Por favor, un par de palabras. No sea insistente. ¿Usted cree en los platillos voladores? Pero claro. Yo estoy seguro que nosotros estamos rodeados por los marcianos. Me hace parece un completo necio. ¿Por qué no se muestran más a menudo? Porque Radio Yo pienso Radio ellos tienen miedo a los periodistas. No es verdad. Tengo que ir allí. Tengo que ir a Roma. Yo voy. Soy el fotógrafo del profesor. Ningún fotógrafo puede entrar. ¿Y qué sobre la libertad de prensa? Ésta no es política, es la ciencia. Tengo que entrar. Lo siento. Sras y Sres, están todos aquí y nosotros podemos empezar. Por favor siéntese. Por aquí, Profesor. Estoy contento de poder decir Hola a nuestro respetado colega Lefèvre. Señor presidente, Lo siento yo, esta tarde Radio perdí mi voz. El tren. Agarré un resfriado en él. Lo siento mucho. Mi secretario. Señoras y señores Radio Permítame primero homenajear a Radio a nuestro pobre colega Marchand Radio quién fué secuestrado cobardemente por Fantomas. De esta manera inauguro el Congreso Científico Internacional. ¿Le gustaría decir algo? Colegas, Orgullosamente les digo Radio que nosotros emplazamos de nuevo para clarificar nuestras ideas Radio y para informar los resultados de un año de investigación Radio en el contexto de el progreso científico. Gracias por presentarse en tan grandes números Radio y por apreciar la importancia de este evento. Los resultados son tan convincentes Radio que sugiero que emplacemos en una base anual. Es muy simple. Saque al Profesor Lefèvre afuera de la sala congreso. Usted lo secuestra y yo ocupo su lugar. Así nadie se dará cuenta. Entonces tendremos al profesor real Radio y puedo robar los documentos. En paz y callado. Prosiga. Señoras y señores Radio Nosotros sabemos el verdadero poder de la ciencia Radio y juntos debemos luchar contra la inhumanidad Radio con un tratado internacional. Usted sabe lo que tiene que hacer Radio y díagale al Profesor Lefèvre que le llaman por teléfono. El tren expreso de París llega en el andén . Marcianos Radio Yo les daré marcianos. Taxi. Sr. Presidente, pido la palabra. Adelante. Personalmente, estimo, respetados colegas, que no debemos permitir Radio que este asunto de Fantomas nos moleste demasiado. Totalmente de acuerdo. Llamada telefónica para usted, Profesor. De Nueva York. Y creo, respetados colegas Radio que debemos intentarlo todo Radio para asegurarnos de que Fantomas no ponga en peligro a otros científicos. Llamada telefónica de Nueva York. No debemos tomar ninguna iniciativa Radio en lo que es principalmente una cuestión policíaca. Gracias por haber estado de acuerdo conmigo Radio y no debemos perder tiempo en ese asunto Radio eso no es estrictamente científico. ¿Alguna objeción? Entonces sugiero que procedamos al orden del día. Por aquí, por favor. Puede hablar allí, Profesor. Como usted ve, Profesor: Toda la resistencia es fútil. ¿Usted seguiría a estos señores? Agárrelo. Cuidado, allí está. Abra. Déle un puntapiés a la puerta Levántese. Rápido. ¿Qué está esperando? Atrape a ese hombre. No ve usted que no es Lefèvre Las manos arriba. ¿Y, Fandor? ¡Qué bueno que yo estaba aquí!, ¿no? Gracias. ¿Dónde está Hélène? Todavía afuera. Fantomas, esta vez no escapará. No, Comisario. Yo soy Fandor. ¿No me reconoce? ¿Está empezando de nuevo? Atrápelo. Ése era Fantomas. Me gustaría decir algo. Adelante, Profesor Schmitt. Señores, Fantomas. Está usando mi máscara. Allí está. Atrápelo. Ése es Fantomas. No, ése no es Fantomas. Venga. ¿Ellos lo reconocieron? Entre. ¿Por qué Lefèvre se está yendo de repente? ¿De quien es este automóvil? El automóvil de Fantomas. No se burle de mí. ¿Y por qué utiliza esa voz? Porque yo soy Fantomas. ¿Está lejos el congreso? No, ya estamos ahí. Te atraparé, Fantomas. Allí está. Ése es Fantomas. Déme su máscara. Un loco. Un loco. Mi cartera. Policía. Pero señores, el taxi está yéndose con mi cartera. Gracias, señores. Ése era el profesor real. Lo están secuestrando. Relájese, relájese. CLÍNICA PSIQUIÁTRICA El primer profesor falso era Fandor, el periodista. El real se quedó en París. El segundo profesor falso se parecía al real, pero no. Nada. Ése era Fantomas. En otras palabras Radio Excúseme. En otras palabras Radio El segundo profesor falso, Fantomas Radio salta el primero, el periodista, y ellos empiezan a luchar. Una lucha. Yo me doy la vuelta Radio y les pego con mi tercera mano. ¿Tercera mano? La mano en mi pecho. Claro, su tercera mano. No lo haga aún más complicado. Excúseme. Bien, doctor. Entonces, yo me dí en la cabeza. ¿En su cabeza de nuevo? Digo Radio Veo a tres Profesores Lefèvre. El real estaba allí también. Pero me lanzé sobre el Lefèvre real ¿Usted entiende? Sí, sí, sí. Lo dudo. Estoy siguiendo al tercer Dr. El tercer científico, quiero decir. No, Fantomas. Me avalancé sobre el real, pensando que era el falso, pero él era el real. Eso explica todo. Y así es cómo, en Roma Radio el mas alto oficial de la policía francesa está en un manicomio. Una víctima de su trabajo. Hola, Profesor. ¡Sr. Comisario, esto es una confusión! Todo indica que ese señor es el más alto oficial de la policía de Francia.


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.