Anuncios

Radium FM Mendoza

Radium FM Mendoza, Escuchar Radium FM Mendoza ven vivo internet on line

Añadir a su sitio.

Radio ¿Qué le pasa? Usted está pálido. Y el también. Mírense. Cuidado, un guardia. Téngalo. Venga, desátelos. Unámoslos. Desátelos y entonces saldremos. Mi estimado Bertrand. ¿Usted no esperaba esto, verdad? No perdimos nuestro tiempo. Éste es un cañón de telepatía. desgraciadamente, sólo tiene un el rango de . metros. Mejor que nada. Funciona perfectamente. Trabajamos muy duro. Mire. Venga aquí. Más rápido. Más rápido. Alto. Dénos su arma. Despacio. Venga. Venga aquí. Camine hacia allá. Venga. Suba. Cierre sus ojos y duérmase. Increíble. Ahora tenemos que liberar a Hélène. Vamos. ¿Y, Hélène? ¿Qué ha decidido? Dejen caer sus armas. Gracias al trabajo que nos ha obligado a hacer Radio tenemos una arma ahora que lo deja a usted impotente. Mire. Vengan aquí, amigos. Vengan aquí. Dejen caer sus armas y aléjense. Más rápido. No dispare. Lo quiero vivo. Allí. Fantomas. Vamos. Tengo una idea. Venga. Venga, jefe. Entre. Más rápido. No es posible. ¿No? Mire el medidor. Va a . Más rápido. Nunca puede hacerlo. Sostenga fuerte. Tomaremos un atajo. A la derecha. Más rápido, más rápido. Venga, recto a la izquierda ahora. Otros mts. y está a nuestro alcance. Esta vez no llegará a su avión. increíble. Un avión. Rápido, podemos atraparlo. Rápido, rápido. Policía. Estoy confiscando este avión. Siga ese automóvil. Más rápido. Vamos, más rápido. Quite las manos. Más cerca. Menos de metros. ¿Por qué? Para que pueda obligarle a que aterrice. Un poco más cerca. No haga eso. Más cerca. No puedo fallar de nuevo, como el año pasado. Abra la puerta. ¿Usted está loco? ¿Qué está haciendo? Está estropeando la puerta. ¿Y qué? Podría caerse. Por lo menos use un paracaídas. Aquí, póngase esto. Apúrese, apúrese. Más rápido. Más cerca. Usted no se ha puesto su paracaídas. Un poquito más cerca. Comisario, su paracaídas. Usted está olvidándose de su paracaídas. No, ésa es una mochila. No me importa. Ni un poquito. Venga, Comisario. Tengo que atraparlo. Ayuda. Fandor. No puedo volar. Espere un momento. Ya voy. Sosténgame firme. sus amigos y familia. Amada madre Radio recordada Radio un legado Radio Era amada por todos Radio por todos. LA GACETA DE BRISTOL Hola, es Anne Sherman. EL OBITUARIO DE RUTH NEWMAN RONALD ODOM ¿Sabes quién soy? ¿Sí? No. Tu predecesor sabia. Tu predecesor me conocía muy bien. ¿Mi padre? Yo soy Harriet Lauler. Y durante la mayor parte de los últimos años, este periódico se quedó a las sombras Radio debido a las compras de medios, que he hecho cada mes. Publicidad Lauler. Por supuesto. ¿Qué puedo hacer por usted, señora Lauler? Solicito una presentación formal. Bueno. Mi nombre es Ronald Odom. Yo soy el Editor en Jefe. Asistí a la escuela de periodismo en Radio la Universidad de Ohio. Señor Odom. Me casé con Katie Sparrow. Ella mantuvo su nombre. Señor Odom, no necesito una presentación formal de usted. Oye. Oye. ¿Qué Radio Ven conmigo. ¿Por qué? Porque soy tu jefe. ¿Me estás despidiendo? No tendrás esa suerte. Vamos, vamos. Señora Lauler, esta es Anne Sherman. Señorita Sherman. Permítanos la habitación, por favor. Por favor, siéntate. Estoy bien. Bueno, sea como sea, deseo que te sientes. Porque tengo una oferta de trabajo que discutir contigo. Ya tengo un trabajo. Siéntese, señorita Sherman. Lois Schenken era una puta. “Lois Schenken, una incansable defensora Radio de los derechos de los animales, falleció anoche a la edad de años Radio ” Cierto. Lois Schenken. Yo escribí eso. Sí. ¿Sabes por qué Lois Schenken amaba tanto a los animales? Porque la gente la odiaba. Odiaban sus fiestas, sus chismes, su bisutería. Sólo perros sin hogar Radio podrían soportar estar cerca de Radio Lois Schenken por más de siete minutos. Bueno, la gente con la que hablé Radio no tenían nada más que cosas buenas que decir de ella. Estaba muerta y estaban siendo corteses. Eugene Baker. “Con una canción no sólo en su corazón, sino siempre en sus labios, Eugene Baker cantó su camino Radio en las vidas de todos los que lo conocieron”. ¿Sabes por qué cantaba tanto? Era un borracho. Bueno, eso no es algo que iba a escribir en su obituario. “Después de una larga enfermedad, María Ramos falleció esta mañana. Dejó una marca indeleble en todos los Radio ” Sí, correcto. Tenía sífilis. Lo sé. Eso no es algo que quieras conmemorar. Conocí a estas personas. Lo siento por sus pérdidas. No. Esta gente era horrible. Bueno, yo Radio Yo Radio No lo siento entonces. Pero los hacías sonar como si fueran magníficos. Hiciste que su vida sonara llena de logros. Eso es lo que harás por mí. ¿Quiere que escriba su obituario? Eso es lo que quiero. Bueno. Bueno, yo soy la escritora de obituarios. Así que cuando llegue el momento, yo estaré escribiendo su obituario. Quiero que lo escribas ahora. ¿Ron va a volver? Esa es la pregunta equivocada. La pregunta correcta es, “¿por qué?” ¿Por qué? Buena pregunta. Gracias. Señorita Sherman, soy una mujer razonable. Nunca me ha sorprendido nada. Y nunca me he encontrado en una situación que no pueda manejar. Por lo tanto, como una mujer razonable, la idea de dejar mi obituario a la casualidad Radio es completamente irrazonable para mí. Pero eso es lo que todos hacen. Eso es lo que la gente ha estado haciendo durante cientos de años. Si me hubiera motivado por lo que pensaban y hacían los demás, no habría logrado lo que he logrado, y he logrado mucho. La forma en que mis logros sean conmemorados por ti Radio es de gran interés para mí. Bueno. Aquí están los nombres de unos cientos de personas. Me he tomado la molestia de alfabetizarlos. Además, hay restaurantes listados de adonde les gustaría ir, mientras hablan de mi contigo. ¿Qué Radio ¿Qué hay con la familia? Tengo una hija y no he hablado con ella en muchos años. Bueno. Hay un ex-esposo. Es un idiota. Cierto. Muy bien. ¿Cuál es la Radio línea de tiempo que tengo? El lunes. No. ¡Sí! Lo quiero para el lunes. Tengo planes. Estás disculpada. Vete. Eso es lo que quiero. Oye. Ella puso la “puta” en el obituario. Entiendo. No creo que lo hagas, Ron. Tienes que hacerlo. ¿Qué? ¿Por qué? Porque en una época esta mujer Radio era una verdadera amiga del periódico. Y si ella extendiera esa amistad


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.