Anuncios

Radio San Vicente 93.5 FM

Escuchar Radio San Vicente 93.5 FM en vivo internet Radios on line Argentina Mejor Calidad De Difusión Móvil

Añadir a su sitio.

¿Dijo por cuánto tiempo se fue? ¿Kelly? Dijo: “Regresaré cuando regrese”. Regresará cuando regrese. ¿Lo llamas y le avisas que estoy aquí? Me llamo Ellen Lon… London. Como dije, la señal no es buena, y a Zeke no le agradan los celulares. Sí, pero mi papá… Pensé que sabía que yo venía. A mí no me dijo nada. Lo siento. ¿Aún quieres el cuarto, Srta. Lon-London? No, en realidad, es sólo London. Ellie London. Ellie London. Hay línea fija en el cuarto, pero te cobraré la llamada. Está bien. Las galletas son gratis. Genial. ¿No está? Así es él. Desde que se jubiló, perdió la noción del tiempo. ¿Qué se supone que haga ahora? ¿Por qué no te relajas? Quizá regrese mañana. ¿Y si no es así? ¿Puedo dejar las tarjetas de Navidad en la recepción y regresar? No, cariño. Él debe recibirlas. Esa es la tradición, y ese era el trato. Papá, faltan tres días para Navidad. ¡Demonios! ¿Hola? Cariño, no te escucho bien. La conexión es mala. Dije que faltan tres días para Navidad, y le prometí a Gray que… ¿Hola? ¿Hola? Un momento. Hola. Hola. Tu cambio. Siento haberme tardado. Tuve que ir a la caja fuerte. No recibimos muchos de $. ¿Sabes algo de Zeke? Nada. Lo siento. Si tienes hambre, la cafetería Debbie’s está a la vuelta. Gracias, pero ordenaré al cuarto. ¿Qué? La cafetería Debbie’s es el servicio al cuarto. Te acompañaré. Quiero un café. Claro. Bien. Anochece pronto aquí. Estamos muy al norte, señorita. Muchas gracias, Jake, y muy feliz Navidad. Para usted también, bella dama. Gracias. ¿Olvidaste el dinero arriba? No. Tengo poco presupuesto. Mi prometido dice que darles dinero a los indigentes los perjudica. Eso es ridículo. No sé si coincido con él, pero piénsalo. La caridad nos hace sentir bien, pero en realidad es egoísta. ¿Es mejor darles dinero o alentarlos a que consigan el propio? Es una buena teoría. Aunque Baxter agradece cada centavo para comprar un plato caliente. Vamos. Vaya, el lugar está repleto. Debí hacer una reserva. Por suerte, conozco a la dueña. Llegaste para tu plato preferido. Gracias, tía Debbie, pero vengo por café. No seas tonto. La chef te guardó sopa de almejas. Y no quieres hacerla enojar. Yo soy la chef. ¿Tú quieres algo para comer o beber? ¿Más abrigo? Sobrevivirá. Es sólo una noche. Gracias por traer a tu cita a nuestro humilde establecimiento. No es una cita. Es Ellie London. Huésped de la posada. Huésped. Eso. Bien. No es una cita. ¿Y sólo una noche? ¡Qué pena! Te perderás “La cena con Santa”. Es una tradición de Nochebuena. Armamos la casa de Santa en la iglesia y recaudamos dinero para beneficencia. La Srta. London no tiene una buena relación con la beneficencia. No. No es cierto. Hay cena, baile y una subasta silenciosa. Es divertido. Deberías quedarte. No puedo. Debo volver a Nueva York. Sólo vine a ver a Zeke. ¿Zeke Daniels? Estás en el sitio correcto. Viene aquí todo el tiempo. ¿Ves aquella mesa? Allí es donde todo empezó. Aquí, Zeke Daniels y Jim Langford gestaron la idea de su empresa. ¿Quién sabe? Quizá si no fuese por mi bar, la empresa multimillonaria no existiría. ¿De dónde conoces a Zeke?


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.