Anuncios

Radio Nacional Mendoza zxchj

Radio Nacional Mendoza, Escuchar Radio Nacional Mendoza en vivo internet on line

brazo y cogí la botella. Podría reconocer tu brazo, un anillo, un reloj, una pulsera. No. No llevaba nada Juegos salvo tu bata. ¿Mi bata con brocados? Sí, esa. ¡Perfecto! ¡Es perfecto! Cuando esto acabe, prometo reparar tu corazón roto. Estaré contigo noche y día. Iremos a París. Pasearemos por las Tullerías. Comeremos en ese divertido café en Monmom. Montmartre. Montmartre, claro. Dios, me encanta cuando me corriges. Cariño, sé que te he decepcionado, pero voy a cambiar Juegos empezando ahora. Bien, el cognac. ¡Con cuidado! Está sujeta. Cariño, tenemos invitados. Encantado de verles, inspector, detective. Déjenme que les presente a mi esposa, Madame Morosco. ¿Cómo están ustedes? ¿Es su mujer? ¿Por qué me lo preguntan siempre? Madame Morosco, perdóneme, pero debo hacerle una pregunta potencialmente embarazosa. ¿Quién estaba anoche en esta habitación con usted entre la medianoche y la 😕 Mi marido. Buenas noches, monsieur. Eh,. miren quién está aquí. Es Antoine. Pase, buen hombre. Le importaría decirle al inspector quién estaba en esta habitación anoche entre medianoche y la 😕 Monsieur Morosco. Le traje una botella de Gaston de Lagrange. Llevaba esta misma bata. Gracias, Antoine. Esto es para usted, buen hombre. Llévese el coñac y váyase. Gracias, monsieur Venga, venga. Un camarero muy amable. Igual que anoche. Muy bien. Su coartada está intacta. Dudaba de mí, inspector. Algo que he aprendido con los años es a no mentir nunca a un agente de la ley. El policía siempre es tu amigo. Que tengan un buen fin de semana. Qué idiotas. Hay un pequeño detalle. Por supuesto. Siempre deseando ayudar. Venga conmigo. Vaya. Anoche, exactamente a la a.m., el mecánico del garaje del hotel, vio una silueta saliendo por esta ventana y bajando por la escalera de incendios. Supongo que sería usted. Por supuesto que era yo. Ya veo. Muy bien. Reconstruyamos su recorrido, ¿de acuerdo? Claro que sí. No es para tanto. Augie, ¿qué estás haciendo? Una película de entrenamiento de la policía. ¿Qué crees que estoy haciendo? ¡Ay, Dios! Qué dolor. Es peor que una quemadura de alfombra. ¿Y a dónde fue desde aquí? Creo que caminé por esta viga. Bien, buenas noches. Después de usted. Claro. Dios. ¿Entró en esta habitación? Sí. Qué oportuno. La habitación donde Madame Van Dougen fue asesinada. ¿No puede ir más despacio? Tranquilo. ¿Cuándo va a acabarse esto? ¡Usted! Me hace daño en el brazo. Ahora es la :. ¡Qué pesadilla! Este es el reloj de la víctima. Como ve, está parado en la hora del crimen, la :. ¡No! Yo no lo hice. ¡No había estado en esta habitación en mi vida! Mentí en todo. Tiene que creerme. ¡Soy inocente! Tome asiento, por favor, Monsieur Morosco. Muy bien, pero soy inocente. No sé por qué estoy aquí. Yo no hice nada. Soy inocente. ¿Señor? ¿Puedo ver ese estuche de cerillas? Gracias. Aquí tiene a su hombre, Bonnard. Mírele. Lleva la palabra culpable escrita en la cara. ¿Yo? Todos tienen motivos. Este, este estaba tan desesperado por conseguir dinero, ¡que trató de venderme un perro que no era suyo! ¡Y usted! ¡Estaba como loco anoche! ¡Inspector, este hombre echaba espuma por la boca! Pregunte a cualquiera que lo viera en el casino. Era violento. Si alguien en esta habitación es capaz de asesinar, ¡ese es Schwary! Debería Juegos ¡Monsieur! ¡Un momento! ¡Suelte! Mi marido puede que sea capaz de portarse de forma vulgar o estúpida, pero es demasiado cobarde para cometer un asesinato. Gracias. Mire, inspector, venga. ¿Qué más quiere? Ese hombre estaba comiéndose la prueba, por el amor de Dios. Soy inocente. ¡Yo no lo hice! ¡No he hecho el amor durante hora y media en mi vida! Pregunte a mi mujer. Ella se lo dirá. Eso es precisamente lo que pretendo hacer. Siéntese. Elena, cariño. Madame, estamos en la hora de la verdad. Hay vidas en juego. Unas vidas penosas, pero vidas al fin y al cabo. ¿Quién fue el hombre que salió por la ventana de la Suite anoche? Mi marido. Elena, la verdad, por horrible que sea. ¿Con quién estabas en la cama anoche? Di su nombre. Augie Morosco. Esta mujer es mentirosa compulsiva. Lo dice sólo para protegerme. Porque de hecho,


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.