Anuncios

Radio Rivadavia 630 AM AR

Radio Rivadavia 630 AM AR, Escuchar Radio Rivadavia 630 AM AR en vivo internet on line

Añadir a su sitio.

¿ Pero aún no lo logran. Seguimos juntos. Juntos seremos fuertes, ¿no? Muy pronto nos lloverá encima. Recuérdenlo. Lloverá con mucha fuerza. Y saben que, si están solos, los quebrarán. Pero no si nos mantenemos unidos. Por eso digo que todos nos vayamos a Kent. Yo no me detendré en Kent. De ningún modo. Viaja y conquista, Chad. No, tú vete a Kent si quieres, Col. Los niños van a la escuela aquí y yo tengo planes. Vamos. Les digo Radio viajen y conquisten. Ya lo verán. ¿Cómo estás, Chad? ¿Dónde está Noah? No está, salió. ¿Por qué nunca me devuelve las llamadas? Aleluya. Di aleluya. Aleluya. Él se siente mal, yo también, pero no teníamos opción. Habló con Colby. Tu papá vino el mismo día que tú. ¿El mismo día? No quiso saber nada. Amenazó con incendiar el loft, con eso, Chad. Dile a Noah que gracias por nada. No está tan mal, ¿eh? ¡Colby! Colby, ¡¿dónde carajo estás?! Me jodiste. Me jodiste. Pude haberte matado por menos, Chad. Te voy a asesinar. Mira lo que me hiciste hacer. Se acabó, Chad. Aquí estamos acabados. Me alejaré de ti, Col. ¿Cómo estás, cumpleañero? ¡Feliz cumpleaños, Tyson! Feliz cumpleaños, chiquito. ¿Cómo estás, mi bebé? Hoy puedes hacer lo que gustes, Ty. Los dos pueden faltar a la escuela. Claro que no, Chad. Tenemos que ir esta mañana. ¿Qué? Es su cumpleaños. Igualmente hay que ir a la escuela el día del cumpleaños. Como sea, la Sra. Crawley quiere hablarnos de algo. Entonces, ¿por qué no te levantas y vamos por conejos primero? Tú puedes conducir, Ty. Arriba, chiquito. Estoy durmiendo, maldición, ¿sí? Como quieras, gusanito. No molestes. Kelly, creo que si le hago cosquillas Radio ¡No molestes! Pero no importa, ¿verdad, Ty? Está bien. Está bien, querido. ¿Sr. Cutler? Hola, yo soy Diane Crawley, la maestra de Ty. No creo que nos presentáramos oficialmente. Hola, ¿gustan pasar por aquí? EXCLAMÓ GIMOTEÓ Pues Radio lamento haberles pedido que vinieran esta mañana, pero Radio me pareció importante hablarles en persona sobre lo que es mejor para Ty y Mini. Creo que aquí han progresado muchísimo. Son muy felices aquí, ¿verdad, Chad? Sin embargo, como Radio creo que saben, ambos están considerablemente retrasados respecto a la clase. Esto se debe en parte a sus continuadas ausencias, que realmente van más allá de lo que se considera aceptable. Bueno, nosotros Radio lo lamentamos mucho. Las cosas han estado Radio Radio han estado Radio Difíciles últimamente, en especial para los niños. Sí. Lo que yo Radio Trato de decir Radio Sr. y Sra. Cutler, no creo que Ty y Mini sigan beneficiándose en la primaria Churtle. He hecho todo lo posible por retenerlos aquí, pero tras los eventos recientes, se decidió que es para mejor. ¿Quién lo dice? Hubo muchas quejas. Puedo referirlos a otras escuelas más adecuadas a sus necesidades. ¡Mis hijos no tienen nada de malo! Sra. Cutler, por favor. Chad Radio Esta es una escuela muy pequeña y dependemos del apoyo de la comunidad local. Nadie tiene el derecho a evitar que mis hijos reciban una educación, nadie. ¿Por qué? ¡Por algo que no tiene nada que ver con ellos! ¡De ningún modo! ¡A la ! Sra. Cutler, por favor. Vámonos. No, no te metas, maldición. Ay, vete, Chad. Eso es, vete. Esto es tu maldita culpa, ¿lo sabías? Quería que se educaran, Kel. Eso quería yo. Sí Radio Para que no salieran como tú. Me pareció oír a alguien aquí afuera. Tú debes ser Norman. Sí, yo soy Norman. Tengo el dinero. Sí, bien, pasa, muchacho. Pasa. Fue una camada de siete, pero ahora sólo quedan una hembra y dos machos. Una madre muy bonita. Tú no eres de por aquí, ¿no? No. Que cómico, podría haber jurado que te reconozco de algún lado. Este. Quiero este. Bien. Dámelo. Sólo tienes que terminar el papeleo. No tomará mucho. ¿Cómo dice? Es para la licencia de pedigrí. Y también para nuestros registros. Nos gusta saber dónde acaban todos. Ya entiendes. No estoy seguro de eso. ¿A qué te refieres, hijo? Mis letras son terribles. ¿Podría escribir por mí? Sí te conozco, ¿no? Maldita sea, no le venderé un perro a un maldito Radio ¿A un maldito qué? ¿Qué iba a decir? No quiero problemas, hijo. Yo tampoco. Sólo quiero comprar un perro.


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.