Anuncios

FM Master 101.3 FM Buenos Aires

FM Master 101.3 FM Buenos Aires, Escuchar FM Master 101.3 FM Buenos Aires en vivo internet on line

Añadir a su sitio.

¡Es pesado! ¡Muy pesado! ¡Dense prisa! La próxima vez, ¡les patearé el trasero a tus amigos! Tu equipaje es enorme. Vamos. ¿No tienes nada que decir? Dime, esa niña que mencionaste Radio ¿Cómo es ella? No está mal. ¿Nada más? Parecías más entusiasta en tu carta. Su pelo Radio su pelo es suave, largo. Y sus ojos hacen que se te encoja un poco el estómago. ¿De qué color son? ¡¿Qué significa esto?! Quería llevarla con nosotros. Solo tenías que pedirlo. ¡Su tía no hubiera querido! Volvamos. ¡No! Si volvemos, iré a vivir con mi tía y me va a golpear. Bueno, de acuerdo. Pero llamaré al hogar. ¿Sí? Muy bien. Sí, señor, está bien. Hablaré con su tía. ¿Estás bien, Calabacín? Solía vivir allí. ¿Quieres salir? ¿Qué es? Es donde mi madre me medía. Eso fue cuando repetí un curso. Allí, es cuando se fue mi padre. Y allí Radio ya no me acuerdo. En todo caso, creciste mucho. ¡Cuidado, Raymond! ¡Cuidado, agacha la cabeza! Hubiera sido un pésimo vaquero. Dámelo. ¡Genial! Teníamos una pistola en casa. ¿Cómo en las películas de vaqueros? Sí. Mi padre me enseñó cómo disparar. Él ha Radio Y Radio Sí, sé. Queremos el oso de peluche más grande que tenga, señora. Son lindos sus hijos. Ellos no son mi Radio Gracias. Se fue con Calabacín. ¿Quién es Calabacín? Me refiero a Icare y están con el policía. ¿Un calabacín, un policía? ¿De qué me está hablando? Lo siento. Ella se escondió en el auto Radio ¿Le parece que un policía que roba niños sea una buena persona? ¡Ella se escondió en su auto! Él no lo sabía. Lo que está claro, es que no quería pasar el fin de semana con usted. ¡Camille tiene que hacerlo! ¿Dónde vive este hombre? Sea razonable, señora. Es el deseo de Camille. ¿Desde cuándo los niños tienen deseos? Iré por ella. ¡Disculpe, señora! ¿Puede darle esto a Camille, por favor? ¿Qué es esto? Su amuleto. Lo olvidó. Ah, su amuleto. Entonces, por supuesto. ¿Eres tú, cuando eras joven? No, es mi hijo. ¿Tienes un hijo? Sí, pero vive lejos. Ya no lo veo más. A veces, son los niños quienes abandonan a sus padres. ¿Seguimos con la visita guiada? ¡Esto es una jungla! Me gusta cultivar cosas. ¿Dormiremos aquí? ¿Os parece bien? ¡Sí! ¡Para! ¿Sabes?, en el bus Radio no dormía. ¡Ni están en la cama! Además, hacen cochinadas. ¡Ven, cariño, volvamos a casa! Un policía secuestrador, ¡es increíble! ¡Suéltame! ¡Suéltela, señora! Lo voy a denunciar. Camille no quería ir a su casa. Y creo que tiene motivos. ¡Lo denunciaré! Ella viene conmigo y el juez me dará la custodia. ¡No! Creo que no fue una buena idea. Empiezo a tener alucinaciones. Esta papa frita me está hablando. ¿Y qué te dice? “¡Cómeme, cómeme Radio !” “¡Cómeme, gordinflón!” ¿Qué está pasando aquí? ¿No están comiendo? ¿Está malo? Hacemos una huelga de hambre, hasta que Camille regrese. Ella volverá. Va a ver un juez y él decidirá si se queda o no con su tía. Querida Camille, desde que te fuiste, no nos divertimos tanto. Intentamos hacer una huelga de hambre, pero no resultó. La madre de Beatriz vino. Bea se escondió y se quedó con Rosy. Quiero quedarme con ustedes. Ahmed ha vuelto a mojar la cama. Qué Radio -. -. Habla Simon. Si me oyes, levanta el brazo. No, el otro. Lo siento, mala broma, no lo pude evitar. Bueno, todo está muy mal. Ahora, escucha atentamente. Eres una , tal como tu madre. Me conviene, ¿sabes? ¡Camille llegó! No le gustará al juez. Cavaste tu propia tumba, idiota. Su señoría, le daré una buena educación, un ambiente saludable, comodidad y sobre todo, mucho amor. La amo, como si fuese mi hija. De hecho, nos llevamos muy bien las dos. Ella no parece muy entusiasta. Es comprensible. Después del drama que le tocó vivir Radio Tiene la sensación de estar traicionando a su madre. Camille, ¿qué te parece? ¿Te gustaría vivir con tu tía? Usted admitirá que después de lo que pasó, es normal que esté preocupada por su seguridad en este Radio ¡lugar!, cuya laxa política es una vergüenza. “Eres una , tal como tu madre.” “Salir con un chico de tu edad, ¡qué vergüenza!” “No te saben vigilar en el hogar.” ¡Dámelo! “Esto no agradará al juez.” Muy bien. ¡Dámelo! ¡Tranquila! ¡Basta, calma! ¡Basta! “Cavaste tu propia tumba, idiota.” ¿De qué estás disfrazada, Alice? De pirata. ¿Y tú? De momia. ¿Y tú, Beatriz? ¡De Camille! ¿Qué poderes tienes Súper Calabacín? ¿Haces que los vegetales crezcan más rápido? ¿Y tú, de qué estás disfrazado? ¿De idiota? ¿Ah, sí? Me parezco a Radio ¿quién te salvó? Está disfrazado de policía. Cuidado que todavía siguen sin agradarme los policías. Pero creo que me quedaré con el gorro. ¿Cuándo regresas? Pronto. Pronto, ¿cuándo? ¿Sabes, Calabacín? Hablé con el juez. Porque me gustaría ser vuestro padre adoptivo, de ti y de Camille. ¿Eso significa que viviremos contigo? Eh Radio sí. Y que serás como nuestra familia, ¿aunque estés solo? Eso es. Vendrán conmigo. Vivirán en mi casa. Bueno, será su casa. Si quieren. ¿Camille lo sabe? Sí, el juez habló con ella. ¿Qué dijo ella? No lo sé. Piénsenlo con calma. Tú y Camille. ¿De acuerdo? Eso es todo. Hasta pronto, muchacho. ¡Hasta pronto, Raymond! Quiero agradecerles a todos por salvarme la vida. Especialmente a Simon. Gracias. No pensaba Radio que la vida podía ser tan genial. Con ustedes, aquí, lo pasamos genial. ¡Nos quedaremos juntos toda la vida! ¡Sí! ¡No, no es cierto! No nos quedamos juntos para siempre. Camille y Calabacín se van. ¡Encima con ese policía! Oye, Simon. ¿Simon? No nos vamos, Simon. Queremos quedarnos aquí. Sería injusto que nos fuéramos. Estamos bien aquí, todos juntos. Simon Radio Tenéis que iros. Es tan poco común que alguien adopte a niños de nuestra edad. Tenéis que hacerlo, por nosotros. ¿Entiendes? Un policía y un superhéroe abrazándose Radio es raro, ¿no crees? ¡Simon, un poco más a la izquierda! Allí. ¡No se muevan! ¡Paren con sus tonterías! Es una foto de verdad. ¡Atención! ¡Sonrían! ¡Sí! Vamos, lárgate Súper Calabacín. ¡Adiós! Vamos, corramos y el último en llegar, lavará mis calzoncillos hasta que se muera. Este es el día en que ustedes se convirtieron en mis hijos. ¿Te gusta? ¿Estás bien, Camille? Sí. No sé por qué lloro. A veces se llora de alegría. ¿Verdad, Raymond? Sí Radio


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.