Radio:Radio M 95.1 FM Mar del Plata

Radio M 95.1 FM Mar del Plata, Escuchar Radio M 95.1 FM Mar del Plata en vivo internet on line

Rosa y Stjepan me piden cualquier noticia tuya. Se preocupan por tu vida. Hay una buena noticia en estos tiempos tristes: ellos han tenido un hijo y le han puesto tu nombre. A nosotros el destino nos ha negado semejante felicidad. Mi querido, sabes lo humillante que es arrodillarse ante el oficial alemán Von Karsthoff, sólo para salvar tu vida en Alemania, esperando realizar lo que te he prometido en nombre de nuestro amor. Descubrieron lo de nuestro matrimonio y me obligaron a renunciar a ti. Las autoridades de la Ustasha averiguaron los orígenes judíos de mi madre y ese fue el golpe final para la familia. Meira se suicidó. ¿Es que en realidad soy radio un hombre maldito? Sería mejor que te fueras radio y te establezcas en algún lado. ¡¿Adónde ?! Quizás a casa. Vuelve a tu infancia. Eso sería mi muerte. Estoy contra las cuerdas. Tomislav, hazlo. Ve con la gente que cree en ti. Allí tienes amigos. ¡No estás solo! Ellos saben que estoy vivo. Con eso basta. Vamos radio ¡Anímate! Puedo enviarte a la Unión Soviética. ¿Para hacer qué? Por un año o dos radio puedes ir a especializarte en lo tuyo. Tus heridas sanarán mientras lo haces. Tomislav, hay cosas que tenemos que olvidar. A veces también nos tenemos que olvidar de nosotros mismos. HERZEGOVINA . TIENDA DE COMESTIBLES Nº ¡Tienes que unirte al colectivo, jefe! Ahora los tiempos son distintos. Todo pertenece al pueblo, poder del pueblo, bienes del pueblo. Se te ordena salir así como estás llevándote sólo lo que tengas en las manos Veo que tienes una escoba. Llévatela. Puedes montarla, si quieres. ¿Qué miras? ¡Muévete! Por ahí no. Por atrás. ¿Qué pasa, Kuzma? Tomislav ha vuelto de la Unión Soviética. Está en Belgrado. ¿Cómo es eso? Escribió diciendo que se quedaría un año más. Han vuelto todos. Tomislav dijo que pronto estaría aquí. ¿Hablaste con él? Llamó y habló con Dimitrije. Espérenlo pronto. ¿Dijo cuándo? Nadie lo sabe. Los están interrogando e investigando. Algo se cocina y tú deberías saber qué, Kuzma. Aunque lo supiera, no podría decírtelo. Pero todo lo que puedo decirte radio es que se ordenó que no se vuelva a mencionar a Stalin. Entonces debe ser serio. Yo no dije nada. Toda mi vida tuve miedo por él. Esto me huele mal. Cuídate. Y vuelvan juntos. Dile que su hermano lo espera. ¿Dónde está tu padre? Durmiendo. ¿Sabes quién vino a verte? Bueno, ¿pero a quién veo? A quién veo radio ¿Dónde está Rosa? Oh, ¡qué pena que le va dar! Se han desencontrado. La envié a Belgrado. Estábamos preocupados por ti. ¡Ven, párate, deja que te vea! ¡Tomislav! Ve y dale un beso a tu tío. Ven aquí. ¿Ahora eres feliz? ¿Cómo no serlo? Después de tantos años de matrimonio, cuando muchos pierden la esperanza, tuvimos nuestro hijo, gracias a Dios. Hermano radio Nunca tuvimos tiempo para hablar. ¿Y por qué hacerlo? Déjame verte radio Vamos radio ¡Hola, camarada Tomislav! ¿No quiere un orujo? ¡Del pueblo! ¡Hey, Kuzma! Es un castigo brutal, Dimitrije. De Dios o el diablo, no lo sé, pero es brutal. No fui castigado, Tomislav. Muchos murieron por las mismas convicciones que a mí me salvaron. No reconozco a los mutilados a menos que estén mal de la cabeza ¿Por qué te perdiste? ¿O te escondiste cuando estaba peor? Cada uno tenía una misión. ¿Cómo está las cosas por aquí? Bueno radio Esta zona atrasada está siempre en conflicto, no políticamente, no me malinterpretes. Pero es la naturaleza misma de la historia. El mundo que permanece inmóvil siempre está en conflicto con el del progreso. Pero aquí también hay que hacer el plan quinquenal. Ganamos la guerra con ametralladoras y artillería pesada, pero para la reconstrucción alcanza con un revolver. Nunca me aparto de él. ¿Te acuerdas? Tú me lo diste. ¡Tomislav! te ofrecí un trago y me ignoraste. Bueno, Durica, tú no cambias nunca. Los regimenes cambian, pero Durica siempre es un sirviente. Administrar una tienda estatal no es de sirvientes. Si se la quitaron a Stjepan. No está bien. ¿Qué? Deberías tratar a la gente con suavidad y cuidado. Salud. Vacilar en la acción es la muerte. ¿No dijo eso el camarada Lenin? ¿Eh, Tomislav? Soy un sirviente del pueblo. ¡Del pueblo! No es lo que crees. Es algo más. ¡Es algo más! No sé qué hacer con él. ¿Deberíamos dejarlo o quitarlo? En algunos lugares lo han descolgado y en otros no. No apuremos las cosas ni persigamos a quienes lo colgaron ahí. En política nunca se sabe. Por ahora, yo lo pondría de cara a la pared. ¿Y si le damos la vuelta? Si Tomislav lo dice, dale la vuelta. ¿Así está bien? La declaración de la Cominform te sorprendió en Moscú. ¿Intentaron hacer que te quedaras allí? Hubo algunos intentos. ¿Alguno se quedó? Algunos sí. Siempre están los débiles e inseguros. Aquí también, gente que no estaba ni aquí ni allá viene todos los días y me pregunta de qué lado estoy. ¿Sabes lo que les digo? ¡Con un comunista siempre se sabe de qué lado está! Que lo adivinen. Así que estás en política radio Y estabas allá. ¿Qué es esto? ¿Tú que piensas? Aunque no hubiera estado allí, sé lo que quiere Stalin. Quiere que lo obedezcamos sólo a él. Para poder remplazar a quien quiera y designar a quien quiera. ¡Es el jefe! ¿Puede conseguirlo por la fuerza? Bueno, puede. Son más fuertes. Otra vez, sólo hay un Stalin. ¿Hola? Mira, yo no pienso así. Hay un solo Dios. Y ni siquiera eso, si no crees en él. Bueno, nos vemos. Rosa no tuvo tiempo de prepararte un cuarto así que acuéstate aquí. Dormiremos juntos. Hablé con ella por teléfono. Podemos esperarla mañana. Aquí hay muchos a los que no les gustas. Lo sé, lo sé. Pero no intento cambiarlos. Además me preguntaron dónde estaba y qué hice. Yo también podría reprocharles cosas. ¿Como qué? ¿Por que tuvieron que quitar la campana de la iglesia? Deja que la iglesia lo haga. Las generaciones futuras se burlarán de nosotros por eso, Tomislav. Pero nosotros somos quienes las haremos, hermano. No se atreverán a decir una palabra. Deberías objetar menos y ayudar más al poder popular. Odiaría verte entre los enemigos del régimen. ¿Qué me dices de esas cooperativas? Oye, estoy cansado. Mañana hablaremos de todo. ¿Dónde estabas? Buenas noches. Hice jamón ahumado. Lo probaremos en el desayuno. ¡Vamos,



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.