Radio:Radio Universidad 95.7 FM Mar del Plata

Radio Universidad 95.7 FM Mar del Plata, Escuchar Radio Universidad 95.7 FM Mar del Plata en vivo internet on line

¿Cómo estás, Michael? ¿Qué tal? ¿Qué está saliendo del juguete, papá? No lo sé. Madre mía, Michael, parece semen. No lo sé. Lo compré en una tienda. No lo sé. ¿Qué es semen, mamá? Es un líquido, Henry. Es solo un líquido. ¿Te das cuenta de que te queremos? Henry. Yo. Todos nosotros. ¿Quién eres, Donna? ¿Quién eres en verdad? ¡Joder! Perdona, Henry. Mamá ha dicho una palabrota. Joder, Michael. No sé quién soy. ¿Quién eres tú? ¿Quiénes son todos? ¿Quién preguntaría eso? No quiero que te vayas. Donna, no me voy. ¿Se va papá? Claro que no, bateador. ¿Adónde iría? ¿Donna? Perdona. Bueno, me alegro de verte. Muchas gracias. Papá, ¿qué hace ahora? Está cantando, bateador. ¿Puedo salir a jugar? Sí, claro. Me quedaré aquí y escucharé hasta que acabe. de septiembre de . Querido Michael, siento que te vayas, pero lo entiendo. Bueno, no lo entiendo, pero lo acepto. Estoy muy contenta de haber pasado este tiempo juntos. Creo que nunca he sentido un amor como este. Puede que algún día nos encontremos de nuevo en mejores circunstancias. Te quiere, Lisa “Anomalisa” Hesselman. P.D.: He buscado “Anomarisa” en mi diccionario de inglés-japonés. Resulta que significa “Diosa del cielo”. No es que yo piense eso de mí, claro. Pero es interesante. Cuando veo una cara o escucho un nombre, o me presentan a alguien nuevo, me da lo mismo, son todas iguales y ninguna eres tú. Cuando voy a trabajar o doy un paseo y veo lo que hacen los demás, escucho sus conversaciones vacías y ninguna eres tú. ¿Dónde estás, amor mío? ¿Por qué no te escucho? Ojalá estuvieras aquí. Qué ganas tengo de estar junto a ti. A veces, de noche, me entretengo en esas eternas horas insomnes en la cama. Intento reconstruir tu voz, pero solo oigo las suyas. Hablan, gritan con esas otras voces; también flirtean y susurran. Las querría a ellas si pudiera, pero ninguna eres tú. ¿Dónde estás, amor mío? ¿Por qué no te escucho? Ojalá estuvieras aquí. Qué ganas tengo de estar junto a ti. Tuve un sueño en el que me dabas la mano. Nuestro amor era perfecto en esa esfera, la brisa era tu susurro en esa tierra mientras el aire se queda inmóvil. No, nunca te he conocido, dulce amor mío, y mis amigos dicen que no existes. Pero los amigos son cobardes temerosos, aterrados de ver lo que se han perdido. Algún día iré por la calle moviéndome entre esa marea bulliciosa y sin rostro, daré la vuelta a la esquina y nos conoceremos. Y yo dejaré de estar muerto. Y yo dejaré de estar muerto. ¿Dónde estás, amor mío? ¿Por qué no te escucho? Ojalá estuvieras aquí. Cuánto me gustaría estar Conozco gente de negocios, editores, secretarias, otros diseñadores Radio Ya sabe. Pero Vd. es mi primer amigo de verdad. Gracias. ¡Me gusta! Es Lalage. ¿Lalage? El perfume que uso. Me gusta. Quizá demasiado. Tal vez lo utilizo mucho, viviendo sola como vivo. Es difícil de describir. No huele a flores exactamente. Es como algo cálido y vivo. ¿Qué es eso? Los leones del zoológico. Desde aquí se les oye a menudo. Mucha gente de la casa se queja. Los rugidos no les dejan dormir. ¿Y a Vd. no le importa? No. Para mí es como el sonido del mar para otros, natural y atractivo. Me gusta. Algunas noches se oye otro sonido, el de la pantera. Grita como una mujer. No me gusta. No me he dado cuenta de lo oscuro que está. Me gusta la oscuridad. Es amistosa. No, quédese un momento. ¿Está admirando mi estatua? No exactamente. ¿Quién se supone que es? El Rey John. ¡Ah! El Rey John de la Carta Magna. No. El Rey John de Serbia. Fue un buen Rey. Expulsó a los Mamelucos de Serbia y liberó a la gente. ¿Y por qué lo tiene aquí? Tal vez Vd. tenga en su casa a George Washington o a Lincoln. ¿Pero qué significa? ¿Por qué esta lanceando a ese gato? No es exactamente un gato. Representa a los caminos diabólicos que mi pueblo siguió una vez. Mire, los Mamelucos llegaron a Serbia hace mucho tiempo y esclavizaron a la gente. Al principio, la gente era buena y alababan a Dios como verdaderos cristianos. Pero poco a poco, acabaron cambiando. Cuando el Rey John expulsó a los Mamelucos y llegó a nuestro pueblo, se encontró con cosas espantosas. La gente adoraba a Satanás, y le hacían misas. Se habían convertido en brujos, y eran diablos. Y John pasó a algunos de ellos por la espada. Pero otros, los más inteligentes, y los más perversos, huyeron a las montañas. ¿Lo entiende ahora? Sigo sin saber qué tiene que ver con Vd. Los que escaparon, los perversos Radio Su leyenda persigue al pueblo en el que nací. Si vienes a tomar el té, no te quedes a cenar. Tal vez en otro momento. ¿Mañana? ¿A qué hora mañana? ¿Para cenar? COMPAÑÍA CONSTRUCTORA DE BARCOS Y LANCHAS Un poco más a la izquierda. Despacio. Sólo un poco. Creo que va a quedar bien, Alice. Está justo como necesita, capitán. Es un encanto. ¿De dónde lo has sacado? Lo compré. ¿Ahora te gustan los gatos? No. Es para una amiga. Hemos llegado a la conclusión de que Oliver tiene una chica. Brillante deducción. Ven. ¿Una novia? Una chica. ¿La conozco? No. Pero te va a gustar. Si te gusta a ti, a mí también. Hola. Mira, Irena. Te traigo un regalo. ¿Qué pasa, diablillo? No te preocupes. Por lo visto, no les gusto a los gatos. Pero si es sólo un gatito. Es muy amistoso. Alice, la chica que trabaja en nuestro departamento, estaba jugando con él. No le gusto a los gatos. Ya sé lo que podemos hacer. ¿Lo compraste en una tienda? Sí. Bien, podemos cambiarlo por otro animal. Traeré mi abrigo. Quiero cambiar el gato por un canario. Tendrá que hablar más alto. ¿Qué dice? No oigo ni una palabra de lo que dice. No puedo ni imaginar lo que Radio ¡Válgame Dios! No puedo imaginar qué les pasa. La última vez que se comportaron así, fue cuando entró un gato y se comió a un pinzón. Quiero cambiarlo por un canario. ¡Claro! Tengo un canario precioso de color limón que canta notas altas como Carusso. Tan pacífico como mi sueño del paraíso. ¿Entramos y eligen uno de los pajaritos? Entra, tú, Oliver. Elige uno que te guste. Es mejor que yo me quede aquí. Por supuesto. Será sólo un momento. Los animales son así. Algunas personas no pueden entrar aquí. La mujer de mi hermano, por ejemplo. Es una buena chica, no tengo nada en su contra. Pero debería



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.