Anuncios

Radio M 95.1 FM

Radio M 95.1 FM, Escuchar Radio M 95.1 FM en vivo internet on line

Añadir a su sitio.

y los sacerdotes y rabinos habrían estado aquí para asegurar que tanta gente como fuera posible pudieran entrar en el Monte del Templo. Así que la historia en Lucas, sobre Jesús hablando con algún líder religioso podría haber ocurrido aquí. Es una de las pocas pistas que dan los evangelios sobre la educación de Jesús. Para saber tanto como él sabía, hay sólo opciones: ) dios lo iluminó y le contó todo lo que necesitaba saber, ) él pasó mucho tiempo leyendo, estudiando y debatiendo. El nuevo testamento sólo apoya la segunda opción. ¿De dónde sacó este hombre tal conocimiento? Él no pasaría todo el día cultivando o pescando, sino que estaría estudiando, pensando y discutiendo con grandes mentes. De regreso a salvo en Galilea, la educación de Jesús habría continuado, incluyendo lecciones de carpintería para que pudiera seguir los pasos de su padre. Nazaret nunca se menciona en las historias antiguas de los judíos, dando la impresión de que Jesús creció en un pequeño y aislado lugar muy alejado de la agitación política que atravesaba el país. Pero a sólo , km de distancia, en una colina, había otro centro de opulencia judía, Séforis la capital de Galilea. Aquí se habría encontrado Jesús cara a cara con la clase dominante, que era el hogar norteño de Herodes Antipas, gobernante de Galilea e hijo de Herodes el Grande. El historiador Josefo la describió como la joya de Galilea. Hoy en día es una ruina, pero durante los últimos años equipos de arqueólogos han estado excavando el sitio. Con la ayuda de las descripciones de Josefo, información arqueológica y las maravillas de la tecnología moderna, podemos armar un cuadro notable de Séforis en la época de Jesús. A unos metros por encima del nivel donde estaba Séforis hay una gran ciudad de unos . habitantes. Había una calle principal con negocios donde los agricultores de las aldeas vecinas iban a comerciar. Cuando Herodes Antipas heredó de su padre el reino de Galilea, se cree que convirtió al antiguo arsenal en un palacio fortificado. Séforis está a sólo una hora de caminata de Nazaret, pero muy significativamente, fue construida en la época en la que Jesús estaba creciendo. Es casi imposible creer que Jesús no vino aquí con su padre, ya sea para mirar, comerciar o trabajar. Como carpinteros, habrían estado muy bien ubicados para encontrar trabajo en Séforis. Eric Meyers conduce uno de los equipos que excavan en Séforis. Ha sido su pasión durante más de una década. Él piensa que el espectáculo de la ciudad debió afectar profundamente a Jesús. Ir allí y presenciar a la familia real cuando pasaban en procesión por estas calles debe haber tenido un enorme impacto sobre los jóvenes como Jesús, cuando los vio. Ya que se puede imaginar lo que esto significa en Inglaterra o en cualquier otro país en el que exista la realeza. Eric Meyers también ha encontrado estos baños utilizados por los sacerdotes para la purificación habitual. Los sacerdotes controlaban el acceso al templo de Jerusalén y un día Jesús iba a ir a discutir con ellos. Algunas de las familias sacerdotales establecidas aquí, tenían una riqueza excesiva y creo que ver familias establecidas con tan buen pasar, a diferencia de la gente que vivía en los caseríos circundantes que subsistía a duras penas, tal como su familia lo habría hecho, podría haber dejado un mal sentimiento en la mente de Jesús. De hecho Josefo escribe que cuando Jesús era niño hubo un levantamiento contra el palacio, que los romanos vengaron quemando la ciudad hasta los cimientos. Toda Galilea era en diferentes épocas un semillero de descontento político y religioso. Los acantilados alrededor del Mar de Galilea están salpicados de cientos de cuevas que eran los escondites de rebeldes judíos contra los romanos. Eran adecuadamente inaccesibles y a menudo sólo se podía ingresar por medio de una cuerda bajada desde el tope del acantilado. La rebelión no era nueva, pero no había sido exitosa. Los judíos había luchado contra ejércitos invasores durante siglos, y todas sus esperanzas estaban puestas en un Salvador. Tenían un nombre especial para el que anhelaban, lo llamaban el Ungido. En hebreo, el Mesías. En griego, el Cristo. Los judíos buscaban cada vez más la venida del gran Redentor, que tal vez sería Dios, o tal vez sería uno de sus mensajeros. Tal vez sería un ángel, tal vez sería el Mesías. La rebelión se siente en el aire. Jesús encaja en una época que es realmente un polvorín. Lamentablemente los evangelios nos dicen muy poco más sobre la vida de Jesús hasta que llega a la edad de unos años. Y lo hacen para narrarnos el bautismo de Jesús, el cual podría haber sido el verdadero punto de quiebre de su vida. Los evangelios dicen que un hombre llamado Juan comenzó a bautizar multitudes en el río Jordán. Juan ofrecía limpiar de pecados a las personas como preparación para la llegada del tan esperado Mesías. Los evangelios dicen que un día Jesús también fue sumergido bajo el agua por Juan. Demostrar la existencia del sitio bautismal ha sido difícil. Uno de los sitios más prometedores era el lugar santo donde según la tradición antigua los hebreos cruzaron a la Tierra Prometida, que está entre el monte Nebo, donde Moisés murió, y Jericó. Libros de la iglesia del siglo mencionan peregrinaciones al sitio bautismal, y los arqueólogos esperaban encontrar los restos de iglesias y monasterios. Pero excavar a cada lado del Jordán había sido un problema, porque desde hacía años el Jordán era una línea del frente del conflicto árabe-lsraelí y entonces era una zona prohibida para los arqueólogos. Pero después de que se declaró la paz en los jordanos removieron las minas terrestres de su lado y empezaron a excavar. Después de años encontraron lo que buscaban, los reveladores restos de un sitio de peregrinación, fechado entre los siglos y d.C. El recuento hasta ahora da que incluyeron iglesias, un monasterio y las instalaciones para peregrinos. Y hubo una sorpresa más. Rami Khouri es un historiador estadounidense de origen palestino/jordano que ha monitoreado las excavaciones desde que comenzaron. Él cree que la evidencia que lo confirmó fue el descubrimiento de esta piscina, para que los peregrinos recrearan el bautismo de Jesús. Hay otras piscinas en el monasterio que claramente se utilizaban para almacenar agua, como pozos o como cisternas, pero hay grandes piscinas como esta que fueron claramente utilizadas para el bautismo, y cuya principal evidencia es la larga escalera interna, para que la gente caminara por ella para un bautismo de inmersión completa. Yo diría que fue probablemente el mayor punto de inflexión en su vida, pues Jesús debe haber tenido una experiencia conmovedora cuando se dio cuenta de que “bien, tengo una tarea para hacer” y obviamente pensaba que era una tarea que Dios quería que hiciera. Misteriosamente, en lugar de dirigirse al público, los evangelios dicen que Jesús se retiró al desierto, donde ayunó durante días y noches. Se dice que allí Jesús fue tentado por el diablo con abundante comida, la inmortalidad y todas las riquezas y gloria del mundo. Estudiosos de la Biblia creen que las tentaciones simbolizan el dilema de Jesús. Estaba luchando con una gran decisión


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.