Anuncios

Radio Manantial Digital 97.3 FM

Radio Manantial Digital 97.3 FM, Escuchar Radio Manantial Digital 97.3 FM en vivo internet on line

No teníamos cámaras allí, no teníamos grabaciones, no entrevistamos a los padres, así que el historiador no puede ir más lejos, pero entiendo que es el momento si le parece, en que la fe comienza a desempeñar un papel en la historia. Una cosa es cierta, sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que José y María tuvieron su nuevo bebé a km de distancia en una nueva ciudad y una nueva vida y la arqueología puede decirnos mucho acerca del lugar donde creció. Al norte de Belén se encuentra Nazaret de Galilea. Todos los evangelios coinciden en que Nazaret fue el lugar donde Jesús creció. La Nazaret moderna es una próspera ciudad de . habitantes. Es difícil tener una idea de lo que era durante la época de Jesús. Tiene pocos restos antiguos, así que a diferencia de Belén nunca consiguió atraer a muchos peregrinos o turistas. En el primer proyecto de su tipo en Israel, un grupo de arqueólogos y gente local se han unido para hacer algo al respecto. Ubicaron una parcela de tierra abandonada en la ciudad y comenzaron a recrear meticulosamente una aldea galilea, como habría sido cuando Jesús vivía. La aldea se está construyendo estudiando los restos de pueblos del siglo encontrados por toda Galilea. Los detalles más pequeños han sido identificados, como las paredes de yeso, el tamaño de las ventanas. El equipo también ha comenzado a trabajar con la población local para convertir al pueblo en un museo viviente. Implementos y costumbres antiguas descritas en los textos religiosos proporcionan pistas sobre la vida agrícola en la época de Jesús. Simplemente se trataba de una vida de familias rurales ordinarias. Es un hecho poco conocido pero según los evangelios Jesús tenían hermanas cuyos nombres no se registraron, y hermanos llamados Santiago, Judas, José y Simón. Si los hermanos fueron hijos de María o de un matrimonio anterior de José, nunca lo sabremos. Pero los historiadores creen ahora que es posible decir qué tipo de juegos Jesús y sus amigos o hermanos habrían jugado. Examinando antiguas fuentes judías y romanas, Joshua Schwartz ha encontrado que jugaban con juguetes de madera, con muñecas, con mascotas y con pelotas. Cuando crecía quería tirar una pelota, tirártela a ti y se suponía que tú debías tomarla y tirármela de vuelta a mí. Pero en los viejos tiempos la idea era mantener la pelota en movimiento. En otras palabras, no la retenías sino que era ida y vuelta, ida y vuelta, ida y vuelta hasta que se me caía y entonces perdía, ¿de acuerdo? Y ese es un tipo de juego al que los niños jugarían, a veces incluso con pelotas juntas, ida y vuelta, ida y vuelta, ida y vuelta hasta que una se me cayera y perdiese. Con el tiempo, este muchacho ordinario de un remanso rural se convertiría en una figura pública que atraería a grandes multitudes, así que algo debe haber agitado su determinación de corregir los errores que vio en su sociedad. El evangelio de Lucas nos dice de una experiencia que podría haber lanzado al niño a su fatídico viaje. Cuando Jesús tenía sólo años sus padres lo llevaron a Jerusalén a la fiesta anual de la Pascua Judía. Dentro de los muros de la ciudad vieja, la atmósfera de la antigua Judea sobrevive, pero el el corazón palpitante de la Jerusalén del siglo , o sea el templo judío, fue destruido hace mucho tiempo. Estaba construido sobre el monte donde se levanta la Cúpula de La Roca. Todo lo que queda de ese Monte del Templo son las paredes donde los judíos todavía se reúnen para orar. No sabemos lo que Jesús pensó de Jerusalén, poco queda de lo que se dice que fue una de las ciudades más bellas del mundo antiguo. Hanan Eshel es uno de una larga fila de arqueólogos que han excavado la vieja Jerusalén desde principios del siglo . Los arqueólogos han encontrado restos de arcos, columnas, pilares, escaleras, cisternas y mucho más. Las obras de Josefo y viejos textos judíos del siglo dejaron relatos detallados de la arquitectura y el aspecto del templo, así que ahora los arqueólogos confían en que pueden recrear con precisión lo que habría visto el joven Jesús. Podemos ver que en la pared justo detrás de mí hay algunas piedras sobresaliendo. Este es el comienzo de un arco sobre cuyo tope fue construida una escalinata con el fin de ir a la parte sur del Monte del Templo. Este es el Arco de Robinson, por el nombre del arqueólogo que primero lo identificó en . Él hizo coincidir los restos arqueológicos con las descripciones de Josefo para producir los cianotipos de una escalinata monumental. Desde entonces, las generaciones posteriores de arqueólogos han producido cianotipos de todo el Monte del Templo. Iniciado en el año a.C. fue una idea original de Herodes el Grande, un tirano que gobernó Judea en nombre de los romanos. El nuevo templo fue la sede de la fe judía, y debe haber sido impresionante para un joven. Poco sabía Jesús entonces que un día él volvería aquí para desafiar a todo lo que tanto el templo y los sacerdotes judíos representaban. Hanan Eshel sospecha que el interés de Jesús en la religión y la política podría haberse disparado durante esta visita. Alguien como Jesús, que se crio en una sociedad campesina al llegar por primera vez al templo y ver cuán rico el templo era, cuánto trabajo se había empleado aquí, seguro quedó muy impresionado, por ser algo que él esperaría que existiera sólo en Roma pero que ahora lo veía en Jerusalén. Pero su fascinación también impactó a María y José, según el evangelio de Lucas. Ocurrió un incidente que pudo muy bien haber sido su primera experiencia política. El evangelio de Lucas dice que cuando iban a comenzar su viaje de regreso a Nazaret, María y José se dieron cuenta de que habían perdido a Jesús. Al parecer lo encontraron en el templo discutiendo sobre religión con los sacerdotes doctos. Es una historia atractiva, ¿pero habrá sucedido realmente? Estos son algunos de los escalones originales que llevaban al templo, y evidencia de escrituras judías sugiere que los rabinos acostumbraban reunirse en estos escalones para ayudar a los peregrinos a entrar al templo. Hanan Eshel cree que Jesús puede muy bien haberse sentado aquí a escuchar predicar a uno de los rabinos. Siempre había conflictos entre los peregrinos que querían entrar


Anuncios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.